SON SOLO CUATRO

Rosse Marie Caballero

SON SÓLO CUATRO

 

Suena  el timbre.

Anita se pone la bata. Sale a ver por el ojo de buey. Nadie.

Vuelve a la cama. Se recuesta otra vez sobre el pecho de su amante.

Nuevamente suena el timbre, se reincorpora. Vuelve a mirar por el ojo de buey. Nadie.

Regresa a la cama. El amante pregunta. Ella dice nadie. Se recuesta.

Acaricia el pecho de su amante. Éste, intranquilo, le pregunta. ¿Quién será? ¿Tu esposo?

Ella no dice nada. Sabe que su esposo está muy ocupado, en viaje de negocios. Aunque quizá ni viajó, pero ella prefiere creer lo que su marido le dice, es mejor así. Más cómodo para los dos, o los tres o los cuatro.

O los cinco.

Veamos, Anita y su esposo, el esposo y su amante, el amante de Anita, su esposa…

Reparto:

Anita

El esposo

El amante de Anita

La amante del esposo

La esposa del amante de Anita

*(En duda el esposo/a del /la amante del esposo)

Total: cinco. Cinco personajes para representar la tragicomedia que es la vida. O quizá seis. Habrá que averiguarlo.

Anita se da a la tarea de hacer seguir a su esposo. El detective le dice que no se preocupe, que todo en la vida del esposo anda bien, que no se la ha visto con ninguna mujer.

Anita se queda tranquila, sin embargo no confía del todo ni en el esposo ni en el detective.

Busca otra opción. Ella, personalmente, investiga la rutina de su esposo. Toma un taxi, le sigue, toma fotografías.

Por hoy nada. Todo tranquilo, normal.

Al día siguiente reemprende la tarea. Llama al taxi, sigue la ruta de marido. Marido da una vuelta. Se dirige a un restaurante. Saluda a un colega. Toman una cerveza. Muy temprano para la cerveza, dice Anita. Piensa que quizá podrían llegar dos mujeres, una para cada uno, pero las mujeres no llegan. Anita se cansa de esperar y se va a casa, llama a la oficina de marido. Este le responde cortésmente y le cuenta que estuvo con un colega tomando una cerveza.

El colega es súper atractivo. Anita consigue su teléfono y le llama. El colega la visita y la seduce. Anita se cree enamorada.

Otra vez suena el timbre.

Anita se incorpora y se dirige a  la puerta para ver a través del ojo de buey. Aparece una mujer. Ella levanta el intercomunicador y pregunta quién es. La mujer responde: “La esposa de su amante, si él no sale, haré un escándalo”.

El amante se incorpora y se viste. Sale rápidamente.

La mujer le zarandea y camina presurosa junto al hombre.

Bueno, lo demás no importa. Lo que importa es el final. Marido es amante del amante de Anita. Es todo.Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s