veinte maneras de escribir un nombre – poesía mía , medusa mía

el albergue es una casa de luz y de sombras
el albergue habita
entre las sábanas de los pobres, de los solos y las solas
vuelan pajarillos
salen cucarachas
allá estamos mi alma y yo, mi niña y yo
blanca su fachada
si parece que vivieran ángeles adentro
luna nueva en la noche
chirrían las puertas
hay un sol adentro, hay lluvia, hay mar, y arena
adentro es luz, afuera sombra
afuera parece que hubiera otra vida,
adentro encienden lámparas de neón
despiertas y estás en el lecho, tomándote una pastilla
duerme, te dicen, duerme, te gritan, bébetelo todo.

adentro hay una noche in-com-pren-si-ble-men-te tortuosa.

rossemarie caballero

cuando salimos de entre el barullo
vos me dices que amaneció
no te creo porque siempre confundes
noche con alba, sereno con sol
alba gris en tu mente y rocío azul
azul tu palabra favorita clave
rara, delgada, lozana, brusca.
el barullo sabe a limón seco,
caparazón
ácido como tu boca cuando me besas.
sereno y rocío en tus ojos
ojos de luz, destellos y sal
agazapados entre la maleza hacemos el amor
pero no crees que sea amor, sexo, me dices y yo
confundo sexo con amor, besos con limón.

rosmarie caballero

un poema, qué encierra un poema?
haz de laurel en la cabeza? corona de sierpes?
blandes con suavidad tu verso en mi boca
y mi oído se difumina
apenas alcanza la percepción del sonido.
mi oído es un barquito de papel estrujado
un corazón en espera de cirugía
late, late, solaz, ama, y se desboca
entre tu boca y tu palabra, entre el eco
de tus dientes que gritan al fondo de las montañas
tu abandono, tu partida, tu amable decisión
de haberte ido para no lastimarme,
para darme la oportunidad de ser amada
por quien me merece y por quien yo merezco
porque soy tan bonita y tan divina que a vos
no puedo amarte, eso dices y repites y me convences.
así te dejo, así cualquiera te dejaría, cualquiera,
pero me miro y me encuentro, no soy cualquiera,
soy una labriega, que siembra tu semilla y germina,
una luciérnaga, que ilumina, y hace luz para que otros amen
soy una oruga que abre caminos para que otros transiten
y sean felices.

rossemary caballero

entonces cabrá la alcurnia de tu semblante
la bravura de tu polen que abre pétalos
entonces sabremos
si fuimos mar o marea o sol o agua
tal vez busquemos peces en la arena y escarabajos en lontananza
así, apilados uno sobre otro como cuando en aquel tiempo
corrías las cortinas y fumabas
mi cuerpo candente te acogía y soñaba abrigarte cada día.
así se fueron los sueños,
entre la bruma de la esperanza, pero qué digo,
esperanza no es más que un color verde, que suena bonito,
se imagina una a esa chica inalcanzable que una vez te lamió los senos
ay, lamer senos, parece obsceno pero es solo una forma de decir
en realidad, lamía la piel que encierra tu pecho
pero allí reposabas vos, hecho al rey, hecho al jefe
rezongabas si al vestirme rozaba la yema de tus dedos
y me despedía sin saber si volvería.

y buscaremos horizontes donde las acuarelas han pintado
colores difusos
días sin sol
barcas sin muelle
lluvias sin agua.
Y la esperanza se hará añicos entre las plantas de tus pies
y el extenso vacío de mis manos.
rosmery caballero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s