Encuentro con Liliana Díaz Mindurry y Umbral Literario de Buenos Aires en Café La Poesía de San Telmo

Preámbulo

Eran las seis en punto del 6 de septiembre de dos mil dieciséis, y mi hija aún no llegaba, aunque no quedamos que llegara a las seis, pero se suponía que debía de estar a esa hora, porque si algo conocía de mi salida es que yo tenía cita a las seis treinta en el Café, y estaba al tanto de mi debilidad por la puntualidad. Así que miré a través de la ventana hacia la calle Estados Unidos al 900, la calle cercada, donde la gente transitaba presurosa por las estrechas aceras, debido a la calzada derruida para próximo cambio de losetas. Llovía en las afueras mientras en la cornisa se detenía un mosquito en el momento preciso en que se abrió la puerta. Con la lluvia entre sus cabellos, entró mi hija en el departamento, colosal. Se me iluminó el aura y me calcé las botas para salir.

Por las calles de San Telmo la llovizna persistía. Aun así, no llevé paraguas, porque a veces los paraguas estorban, y preferí dejarlos en casa para no estar al pendiente. Caminé hacia la webera, allí imprimí los poemas para mi primera lectura en Buenos Aires, esperando sumergirme en la magia que significan las tertulias literarias, las palabras, las voces, los ecos, las imágenes y me dirigí al Café. Esta era una cita ineludible con la poesía, porque miren ustedes, si parecía una ironía: una cita con la poesía en el Café La Poesía.

Me acerqué al lugar, primero erré al intentar abrir la puerta principal, alguien me indicó que debía empujar con fuerza. Ingresé y el garzón me señaló una mesa, a punto de sentarme pregunté por el evento de poesía, “arriba”, me señaló el joven, “por las escaleras”; subí y allá me recibió una bonita mujer de rosa, una radiante y amable dama, que sin conocerme me regaló una sonrisa y me saludó con un beso argentino. Es que así, igual que ella, en mi país los poetas somos todos hermanos y nos recibimos aun sin conocernos a besos. Más tarde supe que se llama María Rodríguez, Marita, y era parte del grupo de coordinadores de aquella reunión. Ingresé en el salón y me dirigí a la testera donde pregunté por Osvaldo Víctor Fernández, y me presenté con nombre y apellido; con la amabilidad que solo los artistas dan en todo el hemisferio, me recibió e invitó a ubicarme en una mesa. Las mesas, todas, estaban ocupadas, pero habían dos en particular, lado a lado; una de ellas, junto a la puerta de ingreso con dos sillas libres y dos sillas ocupadas; la otra mesa, a la derecha de la anterior, tenía dos sillas ocupadas y un espacio vacío como para acomodar otra silla. Intuitivamente me dirigí a la primera, la que estaba junto a la puerta, saludé tímidamente y pregunté a los ocupantes si podía sentarme en la silla vacía, claro, no era pertinente abundar en saludos, porque cuando alguien va por primera vez a un evento poético en un país extranjero no va con previo conocimiento de rostros, a lo mucho conocemos nombres, incluso quizá en el mejor de los casos títulos de algunas de sus obras. Una dama de pelo largo, lacio y rubio, que ocupaba la mesa junto a un señor de pelo cano me hizo una seña para disponer de la silla, y el señor (después supe que se trataba de don Germán Cáceres), me dijo “claro que sí”. En esa confusión de no saber si sentarme o retirar la silla para llevarla hasta la otra mesa, la mesa de la derecha, instintivamente me senté, pero al sentir que el espacio que separaba esa particular silla de otras sillas de delante era bastante estrecho, decidí llevar la silla hasta la mesa de la derecha, donde conocí a dos personas extraordinarias.

La invitación

Esta es la invitación para la reunión, que llegó por Facebook: EL “GRUPO UMBRAL LITERARIO SAN TELMO” INVITA A LA 7ª REUNIÓN DE SU CICLO ANUAL A REALIZARSE EL MARTES 6 DE SEPTIEMBRE DE 18.30 A 20.30 HS EN EL CAFÉ “LA POESÍA”, SITO EN CHILE Y BOLÍVAR, 1º PISO, CABA.
EN ESTA OCASIÓN NOS ACOMPAÑARÁN LOS NOTABLES POETAS:
LILIANA DIAZ MINDURRY
GERMÁN CÁCERES
NORBERTO BARLEAND
LUEGO: MICRÓFONO ABIERTO Y SORTEO DE LIBROS
LOS ESPERAMOS!!!!!
Y TODOS LOS PRIMEROS MARTES DE CADA MES CON LA PRESENCIA DE ESCRITORES, PRESENTACIONES DE LIBROS Y LA MEJOR DISPOSICIÓN PARA COMPARTIR LA MAGIA DE LA PALABRA Y LA AMISTAD.
COORDINAN LOS ESCRITORES:
MARITA RODRIGUEZ CAZAUX
DAVID ANTONIO SORBILLE
OSVALDO VÍCTOR FERNÁNDEZ
ENTRADA LIBRE Invita Tahiel Ediciones – Libros Tahiel (Fuente: Grupo Umbral Literario) (Ver foto)

El programa

El programa, según figuraba en boletines que distribuyeron los anfitriones contenía breves biografías de seis autores: LILIANA DIAZ MINDURRY, GERMÁN CÁCERES, NORBERTO BARLEAND, MARITA RODRIGUEZ CAZAUX, DAVID ANTONIO SORBILLE y OSVALDO VÍCTOR FERNÁNDEZ. La lectura de las reseñas biográficas resultaba exquisita; sin embargo, y al mismo tiempo, algo intimidante, por lo magnífica, para quienes no gozábamos de una tan favorecida carrera literaria.

Por fin, a eso de las 19.00 comenzó el evento. Desde la testera, el poeta del comité de Coordinación y anfitrión, David Sorbille, empezó mencionando el nombre, la obra y los premios obtenidos de la primera participante, se trataba de Liliana Díaz Mindurry. Aún no sabía cuál de la personas del auditorio sería Liliana, pero su breve reseña biográfica me deslumbró. Terminada la lectura de la reseña, de campera azul pastel, pantalones y botas que hacían juego con el ambiente, la dama de pelo largo, lacio y rubio, que estaba sentada a la mesa junto a la puerta, pasó al frente y lo primero que hizo fue preguntar qué querríamos que nos leyera, si cuento o poesía; el público respondió con un fuerte: “ambos, cuento y poesía”. Entonces, ella comenzó a leer un cuento, no logré escuchar el título, pero sí capté la voz narrativa, y mientras ella leía yo me sorprendía, tanto por la fuerza de su narración como por la anécdota de la silla.
Le tomé dos fotos y logré anotar algunas frases en mi wazap: “Guardia”, “Isabel de Guardia” “Llega el gris, el espacio sin borde”, “le ha llegado el gris, y le pongo cinzano en la boca”, “que el gris se ha vuelto rojo”… “ha matado a María de la Cruz Leiva, la del pelo”, “bosquecito.” Fue tan intensa aquella forma de narrar que puse el grabador cuando la historia ya estaba por terminar, el click del grabador se detuvo y un minuto después la magia que estaba sucediendo en ese momento en la imaginación de los oyentes, fue interrumpida por el final del cuento, dejando en shock a los presentes, apenas mitigado por los aplausos. Al escuchar el final del cuento, me invadió otra sensación, quedé absorta entre una misteriosa luz grisácea y la ¡espeluznante frialdad y belleza del horror, al narrar!

Poemas

Liliana Díaz Mandurry leyó también dos poemas, “Dos en hielo” y otro que no pude registrar porque divagaba impactada por la fuerza de sus letras. A Liliana y a muchos autores no tuve el gusto de saludar aun estando tan cerca, y tampoco pude hacer ninguna pregunta aunque desde la testera indicaban que hiciéramos preguntas, y quise pero no pude, y quise acercarme pero no pude, hasta que Liliana se levantó de la mesa y tras una corta señal de despedida se fue.
Y me quedé con la pregunta que más tarde, gracias a la tecnología y a la existencia de Facebook se la hice y tuvo la gentileza de responderme. El cuento se titula Intermedio. Aquí los datos que María Rodriguez aportó:
Liliana Díaz Mindurry, una escritora de calidad superior. Ha sido un placer tenerla cercana y leyendo fragmentos de su obra en la reunión de setiembre en el Umbral Literario San Telmo. Para los amigos que preguntaron sobre la obra leída: Liliana leyó el cuento “Intermedio”, del libro de cuentos “Último Tango en Malos Ayres”, por Libros del Zahir en 1998 y reeditado por Editorial Ruinas Circulares en 2008. Y como dato para los interesados en obtener el libro: Patricia Bence Castilla, editora de Editorial Ruinas Circulares, quizá tenga poquitos ejemplares para la venta.
Los días siguientes leí bastante sobre Liliana y encontré, entre varios elogios, un breve comentario de Gregoria Gutiérrez, quien señala que “Cierto es que la poesía y la escritura en general de Liliana Díaz Mindurry, es para mí como un prisma lleno de aristas y luces que me producen una especial afinidad”.

Un Solo de canto a mil voces

Volviendo a la reunión, después de Liliana participaron los eximios invitados arriba nombrados, y las y los poetas a micrófono abierto, conjugando en un Solo de canto a mil voces, sensaciones, poemas y cuentos, imperecederos en el recuerdo. Diversos estilos y escritos, cada cual esencial y decidor, de gran calidad estructural y temática que nos transportaban entre el embeleso y el dolor. Finalmente, con gran entusiasmo se realizó un sorteo de libros donde todos los presentes se adjudicaron al menos un libro, y para cerrar con broche de oro, se compartió fotografías que (quizá, pálidamente) reflejan lo vivido en aquel precioso rincón del Café Bar La Poesía de San Telmo, en Buenos Aires.

Epílogo

Esta es, aunque incompleta, una reseña de mi primera impresión sobre la séptima reunión del Grupo Umbral Literario, de la que fui partícipe, y sobre la lectura de Liliana Díaz Mindurry, autora extraordinaria. Todos los autores impactaron con mundos propios, su voz y su estilo. Estamos seguros nos esperan emociones y descubrimientos por desmenuzar en la literatura argentina en general y en las letras de las y los poetas presentes en particular. Resalto que dentro los cánones de literatura escrita por mujeres, al menos en mi país, poco se habla de esta gran escritora latinoamericana, que muy bien representa a la Argentina. Me despido con la certeza de que “Necesitaré un tiempo precioso e infinito para dedicarlo a leer, entender, analizar, comprender, deleitarme, llorar con la obra de Liliana Díaz Mindurry. Una autora que encontré sin buscarla precisamente, aunque sí, buscándola, y tuve la suerte de encontrarla”.

Rossemarie Caballero Vega
Autora boliviana, residente en Buenos Aires.
CABA, 06 de septiembre de 2016
Enlaces:

https://www.facebook.com/liliana.di…

https://www.facebook.com/notes/rosse-marie-caballero/encuentro-con-liliana-d%C3%ADaz-mindurry-y-umbral-literario-de-buenos-aires-en-caf%C3%A9-l/1254359494583634

Anuncios

eL hilo de plata de aRiadna

“Yo vi a una mujer que no recordaba bien, cara conocida que se me acercó”, dijo el Presidente Evo Morales.
Antes de los Carnavales del presente, a 10 años de Gobierno del MAS, se desató la hebra del hilo de plata del Mito de Ariadna que iluminará el camino hasta llegar al final del laberinto. El anhelado Proceso de Cambio parece haberse desportillado, dejando entrever negociados y delitos y poniendo en duda la “revolución democrática y cultural” . Desde la aparente falsedad del Primer mandatario que escondió a su hijo, quien supuestamente murió en el anonimato: “A la Gabriela Zapata la conocí en 2005, es verdad que fue mi pareja por dos o tres años, en 2007 tuvimos un bebé y lamentablemente por nuestra mala suerte ha fallecido”, señalaba Morales; pasando por el cinismo del segundo hombre que, después de ostentar un falaz título profesional, muy suelto de cuerpo dice que no concluyó sus estudios en la UNAM por venir a preparar la lucha armada en Bolivia, hasta la ceguera de la población que todavía apoya a los pseudo intelectuales de lo indígena-originaria que viven con maneras copiadas de la burguesía.

El Presidente del Estado, ante tanta evidencia hecha pública por la prensa y redes sociales, se sintió presionado por aceptar que la UIF (Unidad de Investigación Financiera) investigue a la Sra. Gabriela Zapata Montaño(su expareja sentimental) por enriquecimiento ilícito. Cara conocida la vi y por eso me tomé fotos en el reciente 2015, aseguraba ante la opinión pública. Esta es la hebra que inició el conducto del hilo de plata a seguir, como Ariadna, la joven princesa que arriesgó su vida para reunirse secretamente con Teseo, le explicó con precisión cómo hacer para salir del laberinto, le entregó un ovillo de hilo y una pequeña espada.

Lo que seguidamente queda por hacer es instruir la investigación por indicios de Falsedad material e ideológica, y otros, al Vicepresidente (su mejor secretario y confidente).

Así como llegó el día en que el rey Minos II ordenó que las víctimas fueran conducidas al laberinto, llegó la instructiva (aun de manera verbal) del Presidente ” Si hay que investigar el tema de la riqueza que tiene (Gabriela Zapata) ahí está la Unidad de Investigación Financiera. Que investigue a quién sea”, afirmó la autoridad. Si bien era una tarea de sumo cuidado y cautela, no le fue muy difícil a Teseo exterminar al Minotauro. Luego, junto con sus compañeros, siguieron el hilo conductor, atravesando los distintos, oscuros, solitarios y aprehensivos corredores, creyendo que Álvaro era leal.

“Nunca he sentido ambición personal en él. Nunca lo he sentido con la ambición de sacarlo a Evo. Desde el primer año, por redes sociales, por panfleto, nos quisieron enfrentar. Yo recuerdo que la Silvia Lazarte, cuando era presidenta de la Constituyente, me dijo: “Hermano Evo, cuídate, el Álvaro nos va a sacar de presidente”. “Cállate”, le dije. Ahí me inventé que somos un toro blanco y un toro negro, y como yunta trabajamos por Bolivia”, decía de él Evo Morales.

¡Finalmente ante nuestros ojos: la luz que señaló la entrada!

https://www.facebook.com/notes/rosse-marie-caballero/el-hilo-de-plata-de-ariadna/1112800412072877

Más allá de la censura: Reseña de la infamia después del Festival Literario Internacional Santa Cruz de las Letras

Más allá de la censura:
Reseña de la infamia después del Festival Literario Internacional Santa Cruz de las Letras

Por Rosse Marie Caballero Vega*

Cronología de los hechos
Durante los días 7 y 8 de noviembre de 2014, en Santa Cruz de la Sierra se realizaba el Festival Internacional de Las letras, mientras que, en Cochabamba, casi coincidentemente se presentaba la recta final de la 8° Feria Internacional del Libro, donde la suscrita presentó su novela y no pudo presenciar el Festival, pero fuentes de información fidedignas dieron a conocer los hechos que a continuación se describen: El Festival atraería a 17 autores internacionales y 22 nacionales, entre los cuales figuraban los escritores de origen cubano William Navarrete y Wendy Guerra. Escenas de El Deber anunciaba que el principal tema en este encuentro sería la narrativa, pero no fue así. A mi entender, el principal tema del encuentro fue el descrédito internacional hacia Bolivia.
En su columna de La Razón del 9 de octubre, el escritor Homero Carvalho afirma que la idea de traer a los mencionados participantes fue de una “hermosa pareja” allegada a la APAC. El comité de organización integrado por la directora del Centro de la Cultura Plurinacional Santa Cruz, el jefe de la unidad regional – Santa Cruz del Ministerio de Culturas y Turismo, el presidente de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, la presidenta de la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz y la presidenta de la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC), mediaron para la instalación de la escenografía con el propósito de “construir puentes para que escritores de diversos países de Iberoamérica y de Bolivia se encuentren en la capital cruceña con el propósito de compartir sus talentos, experiencias, miradas, saberes y oficios, tanto entre ellos como con el público en general”.
Lamentablemente, y por hilos misteriosos que el destino entreteje, sabe Dios con qué intenciones, no se imaginaron que aquellos puentes serían arrastrados por caudales de lodo llevándose consigo la reputación de la gestión cultural y del propio gobierno de Bolivia, gracias a que otra hermosa pareja de autores los lapidarían, una vez abandonadas las fronteras del país, por el hecho de haber sido objeto de una “preocupación porque se salía de la temática literaria” en la conferencia Cuba por dentro y por fuera. Un periodista boliviano de la ANP reprochó ese “supuesto” acto de censura como “un mal precedente que en un espacio cultural se presione, para que no se realice una actividad programada, por diferencias políticas con los expositores”. Al respecto, Carvalho aclaró en una entrevista de prensa: “Después de hablar con ellos les dijimos que la decisión de seguir adelante o no con la actividad era suya. Finalmente, prefirieron no hacerla”. A lo cual le sucedieron una serie de críticas a favor y en contra del Evento, a través de medios de prensa y redes sociales.
Una vez lejos del país, la pareja de invitados cubanos publicó en el Blog Habáname de El Mundo de España, su denuncia contra la ciudad de Percy Fernández: Santa Cruz de los miedos, titulaba el documento. ¿Se refería la pareja al viaje a las misiones jesuíticas y el probable miedo que pudieron sentir? Veamos. El documento señala: “A Bolivia llegamos. El viaje literario y cultural se convirtió en una novela de Milán Kundera con elementos de su compatriota Kafka salpicado de una especie de surrealismo vernáculo. Dejamos de ser los creadores de este evento para convertirnos en los defensores de la sanidad y la coherencia. Me pregunto si los coordinadores bolivianos habrán entendido que allí aún no existen las condiciones requeridas para llevar a cabo un evento de esta magnitud”. Pregunto: ¿Querían ellos una París, quizá? ¿O New York? ¿Por qué hablan de “condiciones requeridas”? ¿Les falló el hotel o la sede del Festival o la ciudad entera, o el país?
El programa del Festival contemplaba que Navarrete y Carvalho compartieran la mesa Profetas Fuera de su Tierra, junto a otros autores. Por su parte, Guerra se desenvolvería en otra mesa sobre Literatura y su Relación con las Artes Visuales. No queda claro en qué momento los escritores cubanos se sintieron ambos juntos y al mismo tiempo, censurados, y tampoco queda explícita la censura y el miedo provocados por “el gobierno de Evo Morales”, puesto que seguramente el presidente habría estado ocupado en sus obligaciones propias de un mandatario de estado.
Para matizar el panorama de la presente crónica, agregamos una otra aclaración de un señor que transcribe un párrafo de los hechos: “La decisión no le gustó a Guerra, que en una breve declaración a EL DEBER, dijo que, lamentablemente, gente del Gobierno boliviano había pedido que su conferencia no se efectúe, pero no quiso dar más explicaciones y agregó que ya habrá la oportunidad de contar qué fue lo que pasó”. http://eju.tv/2014/11/carta-motivada-por-la-censura/#sthash.Yllnv521.dpuf.

Robando escenario
Poco se sabía de esos dos escritores en Bolivia, pero ya uno de ellos traía experiencias con el miedo, según se ve en su biografía: Miedo al frío, 2005. Así, ante la frase “ya habrá la oportunidad de contar qué fue lo que pasó”, declarada por Guerra, comenzamos a vislumbrar que la intención de los autores cubanos era aprovechar la oportunidad para salir a la palestra internacional, puesto que ellos mismos lo manifiestan en su testimonio de El Mundo: “Siendo cubanos vivimos en lugares diferentes. Wendy Guerra en Cuba, isla donde se le ningunea y simplemente no la dejan existir públicamente. William Navarrete en París desde hace 25 años, sin la posibilidad de publicar una línea en su país de origen”. ¡Eureka! La oportunidad y el escenario perfectos para cobrar notoriedad en un continente donde pocos los conocen, sin importar el daño que se ocasione a sus anfitriones. Sergio de la Zerda, comunicador del Diario Opinión, “en una nota muy sincera y objetiva, cuenta toda la verdad sobre el complot de los disidentes”, quienes “podían continuar y leer su ponencia aunque no fuera muy recomendable y tuviera un tinte político”.
Lo que antecede nos muestra que tal censura fue un argumento creado como ESCENARIO internacional para darse a conocer en este lado del mundo, porque incluso el escritor boliviano Paz Soldán, residente en el extranjero (y que también se vino emparejado), al aconsejar a Carvalho en una nota de prensa a “asumir la culpa en torno al burdo intento de censura a los escritores hablara de él y se echara por la borda todas las buenas cosas hechas por APAC durante el festival, como la impecable logística, el diálogo entre autores bolivianos y extranjeros, el excelente nivel de las mesas de discusión”, lo pone en duda. Si el intento de censura fue burdo ¿hubo o no hubo censura? ¿Qué significa un burdo intento? Si los autores fueron invitados en buena voluntad, porque no fue una invitación oficial, solo una decisión de amigos, ¿por qué involucran al gobierno? Como dice un comentario anónimo en Habáname: “¿Por qué darle escándalo y fama al lado del nombre de Evo Morales como si este estuviera interesado en el par de escritores?” (sic).
Hay quienes opinan que no se debe invitar a desconocidos para no llevarse sorpresas, pero toda sorpresa tiene su lado bueno. Ahora ya los conocemos, Navarrete nació en 1968 en Cuba, vive exiliado en París y tiene ciudadanía francesa. Es periodista, escritor de ensayos y novelas. Y Guerra es novelista y poetisa, nacida en Cuba y que bordea los 40 años. Entrevistó a Navarrete en París en 2011. Los autores lograron salir del anonimato difamando a la ciudad de Santa Cruz, que bien pudo tomar represalias como sucede con el caso de Oruro y Potosí, donde personas que ofenden e insultan a su capital están siendo procesadas por discriminación. Ello, por supuesto, no sucedió en este caso, porque el carisma de los ciudadanos cruceños es diferente y andan preocupados en diversos asuntos quizá de mayor trascendencia, de alguna manera acostumbrados, aunque parezca surrealista, a cierto grado de violencia verbal, auditiva y visual.
No es casual que la presente nota intitule Más allá de la censura; no pretendo esclarecer el hecho en sí, sino rescatar lo que sobrevino; tampoco justificar ni al gobierno, que tiene sus particularidades, ni a los organizadores, que reconocieron que se equivocaron al no leer el documento Cuba por dentro y por fuera con antelación. Quiero resaltar un aprendizaje, en sentido de que no todo acontecimiento pomposo es lo mejor. Que una palabra o frase mal empleada puede dañar a muchas personas y a todo un conglomerado social. Así ocurrió con la historia que se desencadenó en Santa Cruz después del Festival de las Letras, y que “parece un libreto para teatro de títeres”, según se lee en la red social del Facebook.

La Catarsis
Catarsis viene del griego y es una palabra descrita en la definición de tragedia en la Poética de Aristóteles como purificación emocional, corporal, mental y espiritual. Mediante la experiencia de la compasión y el miedo (eleos y phobos), los espectadores de la tragedia experimentarían la purificación del alma de esas pasiones. En la actualidad, catarsis se emplea para nombrar al cambio que experimenta una persona después de vivir un hecho traumático (Wikipedia).
Quizá el Festival Literario Internacional Santa Cruz de las Letras 2014 haya sido el “más importante en Bolivia, pues nunca antes se convocó a tantos narradores de Iberoamérica”, pero también fue la experiencia literaria más dolorosa que se tenga noticia. Heridas han quedado entre poetas, escritores, gestores y público en general, divididos en bandos de guerra. Si Wendy Guerra quería eso, pues lo logró. Y, como a río revuelto ganancia de pescadores, ellos intentaron desacreditar a las personas valiéndose de una serie de intrigas.
No pasó inadvertido el hecho donde se acusa deliberadamente al presidente de la fundación cultural del BCB, siendo que este manifestara que en el Festival “se trata de reflexionar sobre la idea de que la literatura es un encuentro entre el ser humano, su interioridad, la realidad y el cosmos. Cuando un escritor termina una obra, algo de la humanidad queda impresa en ella, y por eso es necesario no solamente leerla, sino también reunir a los escritores para que nos cuenten su relación entre la palabra escrita y sus universos creativos”.
Tampoco descansan lectores y críticos en las redes sociales respecto a la hiperbólica pose asumida por la pareja de escritores al hacerse víctimas de la política de Evo: “que vergüenza, de que tiene miedo evo morales????????? por que sensurar a unos disque escritors????, considerar escritores o no, es pribilegio de los lectores no del gobierno” (sic)
Mucho es lo que hemos perdido los bolivianos con ese desliz de gestión, fuera de que haya o no sido un acto de censura; las ramificaciones del problema han atrapado a más de uno entre sus garras. Recientemente, un grupo de poetas ofendidos o agraviados por algunas desafortunadas declaraciones del antes nombrado, han lanzado un manifiesto donde señalan: “El encuentro terminó de la forma más polémica salpicado de todo tipo de conjeturas, embates y reparos que tuvo que sortear su mentor, el funcionario Homero Carvalho. Obviamente este hecho desencadenó que el POETA Luis Andrade se manifieste pidiendo en forma pública explicaciones sobre lo sucedido en este encuentro entre narradores de distintos países y por el hecho de opinar, el Sr. Homero Carvalho lo descalificó de un empellón, expresando que es un ser despreciable.”
Ante el manifiesto lanzado por Facebook, se han desenmascarado bajas pasiones que habían estado ocultas en el alma de los poetas que supuestamente representan a Santa Cruz en particular y a Bolivia en general. Insultos, desaprobaciones, calumnias, afrentas, celos, envidias, mezquindades, acusaciones, todo revuelto en un mar de confusión y tragedia.
Este es el costo gratuito de animarse a hacer gestión cultural en nuestro país, de intentar construir puentes. Siempre saldrán a flote las bajas pasiones. Unos se sentirán excluidos y resentidos, mientras que otros se creerán la camisa de Tarzán por haber sido incluidos en las listas, aunque se trate de desconocidos o de parejas privilegiadas. Nadie imaginó que los gestores resultarían víctimas de su propio festival. En principio, porque se aceptó sugerencias de una hermosa pareja sin haber seleccionado previamente los textos de las conferencias; segundo, por querer contentar a todos, incluida la pareja de “divos bolivianos” que vive en el exterior, y, finalmente, por tratar de defenderse del dedo acusador.
Llovieron críticas internacionales, una tormenta infestada de noticias en cierta manera morbosas y descalificadoras; artículos, comentarios, manifiestos de escritores propios y ajenos, gente involucrada en la cultura y en la política, la mayoría en contra del “funcionario del BCB”; solo De la Zerda y Rocha Monrroy abrieron su pluma y dieron la cara para defender al afectado. ¿Dónde se ocultaron los miles de escritores que se decían amigos? ¿Sintieron miedo?
“(Un verdadero diálogo democrático donde hay réplica y dúplica se lo debe hacer con la mayor altura posible sin ofender y menoscabar a nadie)”, dicen los poetas en el manifiesto, pero a su vez se auto descalifican. Luis Feeney Carrasco nos refleja una acertada realidad del documento: “La forma en que Carvalho se refirió a Andrade fue innecesariamente torpe… y me parece que este artículo tiene la misma agresividad que se critica”.
Para concluir, deseo resaltar que lo acontecido no refleja el ser y hacer de todos los escritores bolivianos, ni siquiera del presidente de la fundación BCB, quien reconoce que su reacción fue una torpeza, y producto de la tensión de los días. Al respecto, el poeta Andrade, con base en los acontecimientos desatados, reflexiona como sigue: “Creo que este cuadro es parte de un escenario, que se diría universal, donde se advierte una crisis de valores, en este caso estéticos y éticos, el cual toma matices más graves y deprimentes en países como el nuestro, donde precisamente es notable un perfil muy bajo en cuanto a cultura literaria y general, y cultivo espiritual y ético en nuestros escritores. Más aún, me atrevo a pensar que estos hechos han sido sólo el resultado de una tensión ya preexistente que no se manifestaba, y que fue el facebook que hizo de detonante; pues, es muy fácil decir “lo que a uno le da la gana” escudado cobardemente en la distancia o el seudonimato que permiten las redes sociales”.
Somos un país emergente. Tenemos debilidades pero mayores anhelos y sueños de engrandecer y hacer conocer nuestra literatura, porque vivimos una etapa de cambios, no solo político sociales, sino epistemológicos y culturales. En este sentido, los hombres y mujeres audaces que se animan a crear desafíos, corren el riesgo de ser cuestionados y vilipendiados por marcar hitos y realizar utopías. Incluso, mi persona, como autora, asume el riesgo de que el presente análisis genere polémica y diatriba. Con valentía, y en defensa de lo que creo, escribo y cierro el presente artículo de prensa.
“El dolor no es más que el fracaso de una forma de amor y una antesala a otra forma de amar”. RMC

*La autora es escritora independiente.

Espectacularmente buena

Por Rosse Marie Caballero

De buzón de la Historia, febrero 2011

Al parecer, el gobierno está combinando sus líneas de acción con las curvas de las jovencitas. La cúpula del Estado plurinacional, plurilingüe, multisigno y multifolklórico (como dice Paulovich), en el afán de ganar los votos necesarios o superabundantes para absolutizar su poder, ofrece de todo un poco en el menú político candidaturesco; es decir, un suculento ch’aqchu de personalidades que, al típico estilacho masista, pugnaron las elecciones nacionales y pronto las prefecturales y municipales. El menú lo conforman defensoras, dirigentes, ex ministros, cantantes, ex futbolistas, campesinas, etc. Pero, la gota que colma el vaso moja a la modelo beniana Jessica Jordán (Jordán, como pronuncia el Evo), aunque una simple gotita no parezca suficiente para mojar semejante cuer(p)o.
Un piloto anónimo, amigo de amigas, insinuó la existencia de supuestos romances secretos entre ciertos miembros de la esfera gubernamental con las modelos más apetecibles de la nación camba. Romances perpetrados entre sudores y ardores en sendos vuelos oficialistas, al ritmo de “Si no fue la Durán / que sea la Jordán…” (Bis). Y las misses parapetadas en la fila de candidatas para ocupar la silla de Segundina, es decir la segunda dama de la Nación. Así, recordamos que dejaba entrever hace poco el segundo hombre del país, en líos de amores, viajando hasta la sede del Concurso Miss Universo, pero que, para su infortunio, y a pesar de sus ímpetus pretenciosos, encontró a su amada Dulcinea con la barriga llena por autoría ajena.
Los actores del culebrón melodramático tienen cada uno sendas anécdotas verbales. Él, durante un discurso en San Julián, gritaba: “Quiero casarme con una quinceañera de esta tierra, y ustedes me la van a conseguir”. Ella, por su parte, durante una entrevista publicitaria de colchones en Cochabamba, afirmaba “Soy espectacularmente buena para dormir” (JJ/ La Revista espectáculos/13.07.09). ¿Con qué tiempo podría gobernar el extenso Beni esta bella dormilona?