Alumbre lumbre de alumbre… Luzbel de piedralumbre: Alumbramiento de Deslumbramiento

Hola, amigos. A los que les gusta literatura, les invito a leer este artículo que escribí para el libro Deslumbramiento, del cual mi profesora Gaby Vallejo es compiladora. Valga aclarar que Los Tiempos publicó la nota incompleta por razones de espacio.

El domingo 30 de mayo fue un maravilloso amanecer en este lado del mundo, Bolivia. En la ciudad de Cochabamba, los dos periódicos icónicos del país Los Tiempos y Diario Opinión se lucieron al despertar el interés de la comunidad literaria con dos publicaciones interesantísimas de dos autoras cochabambinas sobre literatura boliviana: La poesía de Antonio Terán Cabero, escrita por Rosario Quiroga de Urquieta (Diario Opinión), y Alumbramiento de Deslumbramiento, de Rossemarie Caballero Vega (Los Tiempos).

El artículo que hoy nos ocupa se refiere al libro compilado por la autora Gaby Vallejo Canedo “Deslumbramiento”, donde cuarenta y seis narradora/es bolivianos se confiesan del porqué de su escritura, resultado del Ciclo de Narrativa Contemporánea Boliviana. El artículo de Rossemarie Caballero (Publicado en Doble Click de Los Tiempos, el 30/05/2021 a las 0h50) inicia con la conocida cita de Miguel Angel Asturias, Premio Nobel de Literatura, en su novela El Señor Presidente: “Alumbra lumbre de alumbre, Luzbel de piedralumbre… y ahí nace Deslumbramiento. Veamos:

¡Alumbra lumbre de alumbre…! Deslumbramiento, 46 narradores bolivianos hablan de su escritura, titula el libro compilado por Gaby Vallejo Canedo y publicado por el Grupo Editorial Kipus en abril de 2021. El volumen es el colofón del Ciclo Virtual Narrativa Boliviana Contemporánea, organizado por la Biblioteca Thuruchapitas y conducido por la emblemática escritora cochabambina durante el primer año de la pandemia del coronavirus. (Los Tiempos).

La autora eligió a las narradoras que coinciden en el clima intimista de la lectura: Entre ellas: Rosario Barahona, la autora de Y en el fondo tu ausencia (2013); Magela Baudoin, las razones de la autora de El sonido de la H (2015; Cristina Botelho, la autora radicada en América del Norte; Kori Bolivia Carrasco, la también poeta radicada en Brasil; Amalia Decker, la autora de Carmela (2001); Sarita Mansilla, la autora de Benjamín; Verónica Ormachea, la autora de Los Infames (2015) y Los ingenuos (2010); Pilar Pedraza, la autora describe cómo se forjaron sus escritos y su recientemente premiada novela; y Giovanna Rivero, un único párrafo fue suficiente como respuesta de la escritora a la interrogante, siendo la más breve y contundente confesión como para recordar a Gracian “Lo bueno si breve dos veces bueno”.

Leer el artículo completo en el enlace siguiente:

https://www.lostiempos.com/doble-click/cultura/20210530/alumbramiento-deslumbramiento

Autora del artículo, la también novelista y poeta Rossemarie Caballero Vega nació en Cochabamba. Escribe ficción y no ficción. Gestora del proyecto EC-B. Desde el año 2020 dirige las colecciones World Women Writers y World Young Writers, libros de Bolivia al mundo.

LEER MÄS:

Gaby Vallejo reúne en libro reflexiones sobre escritura de 46 autores bolivianos – Cultura – Opinión Bolivia (opinion.com.bo)

La editorial Kipus ha lanzado recientemente el libro “Deslumbramiento”, un proyecto de Gaby Vallejo en el que reúne las intervenciones de los 46 narradores bolivianos que participaron del encuentro virtual Ciclo de Narrativas Boliviana Contemporánea, celebrada el año pasado y en el que los autores hablan del proceso y oficio de escribir.

El texto contiene escritos de Daniel Averanga, Magela Baudoin, Rossemarie Caballero, Adolfo Cáceres, Adolfo Cárdenas, Homero Carvalho, Claudio Ferrufino-Coqueugniont, Rodrigo Hásbun, Gonzalo Lema, Verónica Ormachea, Graciela Ortuño , Edmundo Paz Soldán, Pilar Pedraza, René Rivero, Giovanna Rivero, Ramón Rocha Monroy, Eduardo Scott Moreno, Rodrigo Urquiola y Manuel Vargas, por mencionar algunos.

Opinión, 28 de abril de 2021 

Rosario Quiroga y la poesía inédita “Soneticidios” de Antonio Terán Cabero

Artículo de la escritora cochabambina sobre el nuevo libro de sonetos del vate José Antonio “Soldado” Terán, Premio Yolanda Bedregal

El Diario Opinión de la ciudad de Cochabamba, Bolivia, ha publicado el excelente análisis de la escritora Rosario Quiroga de Urquieta con el encabezado, que a la letra dice:

“La forma literaria en la que casi siempre se ha expresado la poética de Antonio Terán Cabero es el soneto en cuyos versos su palabra adquiere inusitadas connotaciones. Él es un artífice de la metáfora, siendo consciente de las implicaciones de ésta.  

“El título de su poemario, aún inédito, Variaciones en camisa de fuerza. Soneticidios, es ya una metáfora”, señala Rosario Quiroga.

Compartimos fragmentos del artículo, que se encuentra en la página de Opinion.com.bo del día 30 de mayo de 2021  : “Los temas recurrentes: la vida,  el amor, el camino, el tiempo, la muerte, estados  inseparables en el aprendizaje que le toca vivir al hombre, motiva, cuestiona, define  percepciones y llevan a  su   explicitación en las diferentes manifestaciones del arte, en este caso; al poema.   

“En Variaciones sin camisa de fuerza (sic), Antonio Terán Cabero parece aceptar que ha llegado la edad, no sin lúcido desencanto, de empezar a mirar hacia atrás “a ese lugar sin cuerpo que reúne lo perdido/y apaga los puñales del rencoroso leño”. Sin desesperanza, sin miedo o angustia por el contrario, con  la tierna  certeza del amor  que nutre la   salvación; a veces en un simple beso.” Morirse es más difícil cuando tan sólo un beso/ basta……y condena toda puerta que conduzca al osario”.

La escritora y poeta, concluye sus reflexiones con un contundente párrafo, que confirma la capacidad de compenetración de Rosario Quiroga con el género ensayístico y su minucioso discurrir por la poesía de Terán Cabero:

“La voz poética de Antonio Terán Cabero es un elogio a la palabra. En sus poemas, la palabra simple y llana, sometida a la alquimia de la connotación se convierte en una inusitada metáfora. En los sonetos de Variaciones sin camisa de fuerza sea cual fuere el título  de ellos hay una intensidad ascendente que indaga desde lo íntimo-sentimental subjetivo hasta lo objetivo de la realidad dramática en la que vivimos, lo que lo  hace poema y poeta de trascendencia actual”. 

Acá el link para leerlo completo:

https://www.opinion.com.bo/articulo/ramona/antonio-teran-cabero-poeta-metafora-inusitada/20210529102641821400.html

SOBRE LA AUTORA
Rosario Quiroga de Urquieta entre muchas obras, publicó los poemarios Del camino y su sombra (1990); Aquí la grieta (1998); La memoria del vientre (2007); Para ese miedo que crece con el alba (1987)  y Detrás de tus pisadas (1987) fueron premiados en  Buenos Aires, Argentina en el concurso Hermandad Poética Latinoamericana y América poética en pie.

Cuando las almas de los ejecutados hacen milagros

Fátima López Burgos está en Ensayistas Bolivianas, antología del pensamiento de mujeres bolivianas

En Tarija dos jóvenes ejecutados luego del atraco a una tienda fueron convertidos en santos. Sus “milagros” cruzaron la frontera y desde Argentina llegan a pedirles favores.

Fátima López Burgos / Especial para Página Siete


Una tranquila tarde de mayo de 1978, Tarija fue sacudida por un atraco  en una antigua tienda de telas que también operaba como casa de cambios, ubicada en el corazón de la ciudad.
Al parecer, una bala, una enorme regla de madera y un forcejeo acabó con la vida de los propietarios del negocio, los esposos Majluf. Dos días después, Antonio Cornejo Chuquimia, estudiante de Medicina, y Jorge Fuentes  fueron capturados y  ejecutados  mediante la “ley de fuga”, un tipo de ejecución extrajudicial no reconocida por  ninguna legislación.

Leer la nota completa en la página del link incrustado

https://www.paginasiete.bo/gente/2017/11/9/cuando-almas-ejecutados-hacen-milagros-158795.html

Fátima López Burgos, Ensayista boliviana
Nació en Tarija, Bolivia, el 30 de noviembre de 1959. Se graduó en la Universidad Católica Boliviana de La Paz, donde obtuvo la Licenciatura en Ciencias de la comunicación social. Ex Becaria de Naciones Unidas, cuenta con diplomados en periodismo digital y violencia de género.
Durante un quinquenio trabajó con radios mineras emblemáticas como “La voz del minero” de Siglo XX que cumplieron una misión fundamental de movilización para la recuperación de la democracia. En base a esa vivencia elaboró una tesis de grado sobre Radio “Vanguardia de Colquiri”, una experiencia de radio alternativa en las minas, la única emisora sobreviviente de las 32 radioemisoras que operaban en los centros mineros en la década de los 80.
Trabajó en varios medios de comunicación: Presencia Juvenil, Ultima Hora, El Diario, La Prensa, Pulso. Colaboró con agencias de noticias nacionales e internacionales como Inter Press Service (IPS), Agence France-Presse (AFP) y Agencia de noticias Fides (ANF). Fundadora de la Carta Informativa “Balance Económico”. Realizó investigaciones periodísticas sobre la Ley 348, de no violencia contra la mujer, con el auspicio de la Fundación para el periodismo. Columnista de El País de Tarija, Erbol digital y Página Siete.
Autora del libro “60 Yapas para la memoria” y coautora junto a Marisol Murillo del libro sobre cine boliviano “Del Cine sus aventuras”. Actualmente trabaja en un nuevo proyecto de periodismo literario: “Historias ficticias de amores reales” y colabora con notas especiales para Página Siete de la Paz.
Fuente: FLB/Ensayistas Bolivianas proyecto EC-B

CONFESIONES / ITINERARIO DESORDENADO

El 52, otras miradas

Carmen Beatriz Ruiz Parada está en Ensayistas Bolivianas, antología del pensamiento de mujeres bolivianas

Tres mujeres miran la historia a través de sus novelas, intensa y bellamente contadas. Décadas después, una joven investigadora las mira a ellas y desmenuza sus imágenes, sus interpretaciones, sus símbolos. Luego, alguien mira a las cuatro y a sí misma, su aldea, su niñez, sus construcciones. Ahora es nuestro turno. ¿Qué es la vida si no este juego de espejos?

Leer la nota completa en la página del link incrustado

https://www.paginasiete.bo/rascacielos/2021/5/23/el-52-otras-miradas-295822.html?fbclid=IwAR3VV3RuwSchva3jbfgsq_1JrfkPznyCkkNhpXwmL5-gHLAQGwu4gP1NQ-Y

Carmen Beatriz Ruiz Parada
Nació en Santa Cruz de la Sierra el 26 de enero de 1956. Sus raíces maternas vienen de Portachuelo y las paternas de la Chiquitanía. Es la novena de diez hermanos, una tribu entrañable a la que debe en gran parte su espíritu gregario, el gozo de la vida y su rebeldía. 
Estudió comunicación social en la Universidad Católica Boliviana, en La Paz y ciencias sociales con mención en antropología en la Universidad de la Cordillera, también en La Paz. A esta ciudad le debe el compañero de su vida, un hijo fantástico, una hija espectacular y el amor por las montañas. En estas alturas ha vivido la mayor parte de su vida sin perder el contacto físico y emocional con Santa Cruz. Actualmente vive en Cochabamba. 
A lo largo de su vida profesional combina comunicación y antropología, como se muestra en su producción de textos y trabajo en áreas de desarrollo rural y derechos humanos. La ambición de ser narradora viene de la historia familiar, un entorno en el que los relatos forman parte indisoluble de las reuniones y la vida diaria. Amenaza persistir con esa ambición.

Mapeo de mujeres en las artes de Bolivia (1019-2019)

Resaltamos que la investigación es importantísima y fundamental para conocer la trayectoria de las mujeres bolivianas en las artes. Un trabajo que requirió un esfuerzo extraordinario para obtener datos inéditos y visibilizar un siglo entero de actividad artística de las mujeres en Bolivia.

“El Siglo de las Mujeres” del Goethe Institute y la Coordinadora de la Mujer, es el proyecto que las investigadoras Mary Carmen Molina y Fernanda Verdesoto realizaron obteniendo como resultado una publicación digital que registra 3.143 artistas en seis disciplinas.

Las áreas artísticas son: artes escénicas (que incluye teatro y danza), arte de la indumentaria (moda y otras expresiones como el tejido), artes literarias, artes musicales (con géneros y tradiciones diversas), artes plásticas y artes visuales.

Respecto a las Artes Literarias mostraremos algunas capturas del documento por ser este voluminoso. En ellas notaremos que se menciona a algunas escritoras con datos actualizados, en su mayoría son autoras que llenaron un formulario, que según las investigadoras el Formulario google fue entregado previamente a cerca de 300 artistas que viven en la actualidad. Notaremos también que existen biografías desactualizadas con datos hasta el año 2005, a pesar de que las escritoras nombradas tienen actividad hasta nuestros días. Asimismo, veremos que se omite el nombre de escritoras de trayectoria, como el caso de la novelista y ensayista Verónica Ormachea.

A propósito, una de las responsables del proyecto, Fernanda Verdesoto Ardaya (La Paz, 1989) explicó a redacción, algunas razones para estas falencias:

“Fue un trabajo durísimo, mucha información, pero poco tiempo y sólo dos personas haciendo la investigación. Pero estamos súper contentas con el resultado. Fue bastante complicado recabar la información, buena parte salió de fuentes bibliográficas, hemerográficas e institucionales. Enviamos el formulario a todas las artistas que teníamos como contacto, y pedimos también el reenvío de dicho formulario. A muchas artistas no les llegó el formulario… y realmente no fue posible recabar toooda la información de todas las artistas. Hemos debido enviar a unas 300 artistas, y contestaron la mitad” (Miércoles, 19 de mayo de 2021, vía virtual).

Por lo anteriormente expuesto, valoramos el esfuerzo y la iniciativa de las investigadoras al entregar este trabajo a la comunidad mundial en general y boliviana en particular, para beneficio de las generaciones futuras interesadas en temas artísticos y de género.

Así inicia el índice en el área de Artes Literarias del Mapeo, nombra escritoras con apellido de inicial con la letra A.
Continúa la letra A y la letra B.
Letra B. Escritoras de iniciales con letra B.
Autoras con inicial B.
Inicia la inicial C, autoras con apellido de inicial C.
Autoras con inicial C, así sucesivamente.

Para tener la información completa, se puede acceder al documento mediante este enlace:

Mapeo de mujeres en las artes literarias de Bolivia (1019-2019)

Así lo informó el Diario Opinión de Cochabamba Bolivia

Composición fotográfica con algunas de las mujeres de la investigación. GOETHE INSTITUTE

Como parte del proyecto “El Siglo de las Mujeres” del Goethe Institute y la Coordinadora de la Mujer, las investigadoras Mary Carmen Molina y Fernanda Verdesoto han llevado a cabo la pesquisa “Mapeo de mujeres en las artes en Bolivia (1919-2019)”, que ha tenido como resultado una publicación digital que registra 3.143 personalidades femeninas en seis disciplinas artísticas, dando cuenta de su rol y participación en la historiografía del arte nacional.

Investigación registra artistas mujeres bolivianas desde 1919 – Cultura – Opinión Bolivia (opinion.com.bo)

*Nuestro Blog, se adhiere al trabajo realizado y felicita a las autoras / investigadoras del proyecto El Siglo de las mujeres y el Mapeo de mujeres en las artes de Bolivia (1019-2019).

Fernanda Verdesoto Ardaya y Mary Carmen Molina están en Ensayistas Bolivianas, antología del pensamiento de mujeres bolivianas

¡Un Gran Trabajo!

De la época cruel de Heberto Arduz Ruiz

La autora tarijeña residente en Córdoba, Nelda  Amalia Carretta reseña el último libro del escritor Heberto Arduz Ruiz

El escritor Heberto Arduz Ruiz, junto a la efigie del poeta Oscar Alfaro, en San Lorenzo – Tarija, antes de la pandemia de 2020.

Reseña De la época cruel

Con pocos, pero puntuales signos, en un claro estilo coloquial y llano, Heberto Arduz Ruiz,  interpela fina y elegantemente al lector, acerca de lo que fuimos y somos antes y durante la pandemia. El confinamiento, la cacería  de ancianos, la incertidumbre ante el fantasma viral  se visibilizan; gravitando aun más en la realidad del autor, por la lenta pesadez de un país aletargado –en evidente alusión a Bolivia, su “pobre país del desconcierto”[1]– cuya  conciencia  socio-política y de gobernabilidad se esfuma.

“En la hora cruel es preciso  arrinconar el mal y no darle tregua” plantea en su tesis Arduz Ruiz, a través de un juego de alusiones y elusiones revestidas de simpleza y naturalidad potenciando una interacción dialógica con sus lectores, en virtud de esa clara intención metafóricamente manifiesta: superar la pandemia. Su finalidad es reflexionar acerca de ella para aceptarla y poder solucionar la crisis existencial que genera.  

Ya en la primera parte de su obra, el escritor, esboza un escenario de tensión y catástrofe que evidencian una angustia vital. Mientras que, en la segunda parte, celebra, con euforia, la  continuidad de la  vida a pesar de estar “privados de todo”. Discurre sobre valores, fe, amor, confinamiento, muerte, llanto, y una oración para los infectados. E incluso, dialoga acerca del silencio y el ritmo de la ciudad de La Paz durante la pandemia.

En la tercera parte, el ensayista pide rogar al Creador por la paz y el planeta, en tanto que reconoce simbólicamente al coronavirus como espectro de venganza de la naturaleza contra  el maltrato del hombre hacia ella, dando como ejemplo los incendios de la Chiquitania.

Ironiza respecto de la aparición urbana de ciertos animales silvestres, difundida por los medios y coincidente con la desaparición mediática de políticos (supuestamente a causa del  distanciamiento social). Valora la introspección y el cambio de conducta personal y familiar   como producto del confinamiento, considerándolos una moraleja de la crisis sanitaria; e interroga al partido gobernante sobre su gestión.

Llanto por la imposibilidad de despedir a quienes fueron víctimas  fatales de la crisis, cuidarse  y proteger la vida, oposición a la cuarentena de parte de los que especulan materialmente,   acatar el confinamiento para no perecer, la urgencia de construir en paz un ambiente desprovisto de rencor y miedo en el marco de una ciudadanía y sociedad responsable son los  tópicos que completan el tercer apartado.

En la cuarta parte, Arduz Ruiz se presenta en toda la magnitud de la dimensión filosófica  existencialista –el hombre y su desconcierto–en la concepción milleriana de la nada. En el tiempo que nos tocó vivir, invitándonos a cambiar de hábitos en nuestra relación con el planeta y con el coronavirus, a no retroceder para arrinconar el mal –como el Cid. En una  época que nos libera de ver en televisión a los políticos, prometiendo y haciendo lo que no deben –canchitas y no, hospitales– según la suspicaz y crítica mirada del propio  autor.

Una existencia amenazada, memoria, añoranza, el amar, abrazarse fuerte, encierro, necesario apoyo a Bolivia, y entre ciudadanos y gobernantes en la lucha por la pandemia;  reencuentro  familiar después de la misma; esperanza de un  nuevo amanecer, fe y unión ciudadana para  construir el futuro, son planteos que el sujeto de la enunciación –el hombre preocupado por la pandemia– le hace a los hombres que perviven en ese contexto, a los ciudadanos, a los bolivianos, en definitiva a los lectores.

 Pero, incisiva y visceral, una pregunta retórica abre una valla de fuego: ¿se puede  permanecer    en funciones si se carece de credibilidad? Es el punto de partida para que el destinatario  directo sea el ex presidente de Bolivia Evo  Morales y el  enunciador, la voz del  que le anticipa un final de ciclo. Es el momento de mayor tensión que alcanza la argumentación de  este abogado y escritor. 

Paceño de nacimiento, tarijeño por adopción, Heberto Arduz Ruiz en su Notas del Facebook. Aguja e Hilo vs. Papel y Lápiz, plasma dos aspectos personales propios: una visión amplia del mundo, propia de quien  vivió desarraigos, viajes y se formó vivencial, social, política y académicamente como hombre de letras y de leyes. Y su generosidad, al reconocer a escritores de esa red social: Homero Carvalho Oliva, Nils Puerta Carranza, Andreyna Herrera, Anita Rosa Reyes, Miguel Alpire que con distintos géneros, estilos, formatos y temáticas proporcionan la posibilidad de una lectura y escritura interactiva y creativa, individual y de conjunto.

En cambio, una visión muy intimista impregnada  de una  subjetividad inherente  al  hombre que amó y vivió, se percibe en sus microcuentos –Maleta trajinada, Retazos del corazón, Separación fatal,  Voluntaria reclusión domiciliaria, La llegada del tren, Hombre de silencios, Confinamiento–    que trasuntan vitalidad en el  decir y sentir, inclusive en conversaciones con su propio yo.

El Alzheimer, la llegada del tren (metáfora de la muerte), y la vida, están entre  su preocupaciones generacionales;  sin embargo, en sus  Crónicas de amor y olvido devela  su  íntima  confesión:  la paradoja de haber sido hombre de pocas palabras, aun enamorado del amor, la poesía y la literatura,que  implican  ser expresivo   con ellas.

Por medio de una prosa ágil y dinámica, asimismo vital y dotada de un fino humor, Arduz Ruiz plantea en clave de profunda filosofía humana, social, política y comprometida, la gravedad de la situación, sin agobiar  debido a su estilo discursivo y su abordaje temático.

En suma, De la época cruel, le sirve al autor de pretexto para dar rienda suelta a su maravillosa forma de decir y sentir esta crisis existencial desatada por la pandemia; concebida y asumida desde una equilibrada perspectiva –ni absolutamente pesimista, ni absolutamente optimista– que provocan en el lector cierto sosiego, deleite y esperanzas, mediados por la intertextualidad fugaz de las historias, además de su breve extensión y delicada línea y trama argumental.

[1]Como lo llama el autor  en su poema “Patria Mía” (El país, Tarija, Bolivia 2020). Disponible  en https://elpais.bo/cultura/20200726_patria-mia.html)

Nelda  Amalia Carretta Casap

Córdoba,  abril  de 2021


Primera  edición. Editorial Sagacom. La Paz – Bolivia, 2020 (76  páginas).
Heberto Arduz Ruiz nació en La Paz, 1946. Doctor en Derecho. Estudió en Tarija y Sucre. Desde la época de universitario sus artículos fueron publicados en Presencia Literaria, El Diario, Hoy, El País, Correo del Sur, La Patria y en diversas revistas culturales, entre ellas Signo. Publicó: Hombres y letras (1978); Mis personajes de fin de siglo (2013); Rastrojo de lecturas y Obituario (2013); Brizna de fuego (2014); Trivialidades de tiempo libre (2015); De la vigilia al sueño (2016); Sueños intactos (2017); La patria del corazón (2018); Antes de la sombra de olvido (2019); Tiempo y vida (2019) y De la época cruel (2020). Corresponsal de Bolivia en la revista virtual “Letras de Parnaso” de España.

Nelda Amalia Carretta Casap nació en Tarija en 1955. Bachiller superior especializado en Letras en la Escuela Normal Superior de Jujuy. Docente de Lengua y Literatura en enseñanza media sistemática y Docente en Lengua Española para Lenguas Extranjeras y de Análisis de Discurso y Metodología de la Investigación en la formación para-sistemática de estudiantes universitarios en diferentes Ciencias Sociales en las provincias de Jujuy y Córdoba. Premio Nacional en Ciencias Sociales como asesora. Coordinadora de Actividades científico- tecnologías del Ministerio de Educación de la Provincia de Jujuy. Directora de Cultura del Municipio de Monterrico
Coautora del Libro sobre investigación en Lingüística “LLamiy Kallpi” y de la Investigación “Mito y originalidad en la narrativa oral de Monterrico”, entre otras.

 

Lilith en los infiernos, novela

El diario Página Siete de La Paz- Bolivia ha publicado este texto escrito por el ensayista Harold Kurt

Reseña

Los rostros sombríos del eterno femenino

Lilith en los infiernos es una novela con profundas significaciones. Impactante y controversial, entreteje otros sentidos que podrán descubrir y entender.

Harold Kurt
Escritor y ensayista

Lilith: Pintura original de David Diaz.Art
LetraSiete jueves, 27 de agosto de 2020

Terminaba la primera década de este siglo. Algunas obras de autores nacionales que recién publicaban y otras que ya tenían trayectoria, me permitían constatar aquello que Edmundo Paz Soldán escribía en un artículo, que las fronteras de los recursos literarios se ampliaban. Estaba en crecimiento un fenómeno que desde mi punto de vista era positivo, las nuevas propuestas literarias se alejaban de la tradición. Había leído a los clásicos nacionales e intuía la postrimería de la literatura costumbrista, indigenista, social, tradicionalista, comprometida con los conflictos sociales y políticos. Sabía poco de los nuevos autores que surgían y que promovían este nuevo tipo de literatura nacional, así que decidí investigar.

En ese entorno conocí a varios escritores, muchos ganaron premios y otros ahora son bastante conocidos, además descubrí, con grata sorpresa, una creciente aparición de escritoras que ganaban terreno en los ámbitos literarios. Entre las escritoras que fui descubriendo, leía con especial interés los comentarios de una autora cuya vena y nervio se diferenciaba de los demás. 

En ese temprano acercamiento me hice de una de sus obras (Hojas de Eva, 2004). Como asiduo lector de poesía, había acostumbrado mi oído y mi sensibilidad a la sonoridad de los versos, al ritmo, la evocación, la rima; y cuando leí los poemas de Rossemarie Caballero mi afición hacia su poesía y, más tarde, hacia su prosa, había comenzado.

No podía imaginar los acontecimientos inesperados que me otorgaría el destino, años después conocí a la escritora y hoy me toca el honor de escribir este prólogo. Lilith en los infiernos es una novela con profundas significaciones. De lectura impactante y controversial, cuenta la historia de manera tal que el lector podría imaginar que la narradora está a su lado contándosela. 

Pero no nos conformemos con la trama, histórica en partes, porque entreteje otros sentidos que podrán descubrir y entender. Para comprender mejor esta obra podríamos recordar la teoría del iceberg de Hemingway, que al igual que esas masas de hielo que ocultan la mayor parte de su cuerpo helado bajo el agua, hay en esta novela algo más profundo de lo que a simple vista se observa en su superficie.

Descubrimos dos lecturas. La primera casi literal, donde se desplaza la mirada por historias de personajes comunes y extraños, tramas entretenidas que contrastan con escenas impactantes y angustiosas. 

La segunda: un trasfondo oculto con un velo simbólico, que solo se aprecia con una lectura más profunda. Se pone de manifiesto los vicios cotidianos tapados por la doble moral de la sociedad que oculta o al menos intenta mantener en la clandestinidad. No se queda corta al mostrar con profunda y devastadora realidad aquellas verdades que ensombrecen el alma humana.

No se podría comprender esta segunda lectura sin percatarnos sobre las metáforas o enunciados simbólicos que la ilustran. El imago dei se muestra aquí como la creación intencional de la antítesis divina:

“Dicen que en los primeros momentos de la Creación, un día gris en la lejana estepa del universo a imagen y semejanza del Padre, con barro fue creado el primogénito. Como no era bueno que estuviera solo, en lugar de polvo puro, con una mezcla de excremento y sedimentos fue formada su compañera Lilith, la primera mujer”.

Aparece el carácter soterrado del eterno femenino. Reunamos los nombres de las protagonistas: La, Le, Li, Lo, Lu. La mayoría son mujeres. Pero una mirada atenta nos mostrará que todas ellas no son sino una sola: la amante, madre, niña, virginal, amiga, seductora, bruja, femme fatale, diosa, sirena, fea, bella, en síntesis: la fémina. El eterno femenino está bosquejado en todas las páginas de esta obra, aunque Lilith como arquetipo sea la reina de esta narrativa que rompe convencionalismos. Y no podría ser de otra manera, Lilith, citada ya en la Epopeya de Gilgamesh, según la mitología, es la madre de los demonios, un espíritu oscuro y peligroso de la sexualidad que no solo reina en los cuerpos y corazones de muchas mujeres, sino también de los hombres.

Así lo atestigua la lectura de las páginas de esta novela. Pero también está Eva, la antítesis o el complemento divino. Así fue creado nuestro mundo con luz y sombras, al igual que ambas caras del eterno femenino y que pueblos antiguos también describieron en sus mitologías. 

Recordemos a la diosa Kali, diosa de creación y muerte; o la diosa babilónica Ishtar. La novela nos enfrenta a la necesidad de comprender y conciliar ambas fuerzas. En la literatura muchos escritores dejaron entrever la idea de la redención por mediación de una mujer, Isis en el Asno de oro de Apuleyo, o la bella Kamala del Siddhartha de Hermann Hesse. No en vano decía Goethe, al final de su Fausto, que el eterno femenino nos encumbra. No es, por tanto, extraño que también encontremos nombres bíblicos, María, Eva, José o el profeta Oseas; que participan en escenas de luz y oscuridad. 

Estamos ante una novela llena de simbolismos, desde sus treinta y tres capítulos que representan la edad de Cristo, hasta el censurado que describe la esencia de Lilith. Dejo al lector descubrir sus otros significados.

Lilith está reflejada no solo en cada personaje, sino en las distintas escenas que dibujan el dolor, el sufrimiento, el escape erótico, la ternura y el amor que se desliza entre la piel y el barro. Decía Thomas Carlyle que “El universo no es sino un vasto símbolo de Dios” y dentro de este vientre infinito podemos encontrar más y más símbolos para grandes y pequeñas cosas. 

Lilith no solo nos muestra la luz y la oscuridad del alma femenina, sino, sin lugar a dudas, el alma humana actual. De entre las múltiples obras de Rossemarie Caballero Vega, creo que esta última, en particular, concreta el estilo de la autora. Es inconfundible su madurez y capacidad literaria, no exenta de una técnica moderna y narrativa clara y comprometida.

Rossemarie Caballero Vega es una novelista y poeta boliviana. Docente de Literatura, Educación y Lenguas. Viajó a Madrid con una beca sobre Investigación y Literatura. Autora de artículos, ensayos y más de una docena de libros. Desde 2016 publica también en Buenos Aires, donde su literatura tiene buena crítica. Gestora y directora del Proyecto EC-B que rescata la escritura de mujeres bolivianas en antologías y redes sociales.
 

https://www.paginasiete.bo/letrasiete/2020/8/27/los-rostros-sombrios-del-eterno-femenino-265868.html?fbclid=IwAR3w227WJ7S_kQMXbCdLmysreNoEVldWA1xRz18OTJu3t_YwYOmj957tR1o

*

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes

ESTA BATALLA ES CONTRA LAS HUESTES DEL MAL

RAZÓN POR LA QUE EVO NO QUIERE

QUE LA BIBLIA LLEGUE A PALACIO

Wikileaks Bolivia

9 de mayo de 2016 ·

Masistas utilizan MAGIA NEGRA Y SANTERIA prácticas heredadas de Hugo Chávez considerado brujo realizaba rituales satánicos muchos de los cuales los importo de Cuba y Haití. En la foto Evo Morales y también Gabriela Zapata parecen tener sus nexos con los santeros BABALAOS Cubanos y santeros Venezolanos además de otros santeros que ingresan a Bolivia de Brasil y otros países donde se práctica el voodoo (vudú y magia negra) como Haití, Panamá, República Dominicana, Colombia, etc.

Así te dice el Señor, Evo Morales, yo veo el ejército de Jehová, desenvainando espadas, rociando las montañas de este país, yo veo la Gloria de Dios arrasando hoy, yo veo la man de Dios metiéndose !!! https://www.youtube.com/watch?v=Ly5oaSPq3rE

“Bolivia, así te dice le Señor, Bolivia. Escucha presidente de Bolivia Evo Morales, yo confié en ti cuando nadie confiaba en ti, yo te saqué de los pueblos indígenas y dije que te iba a poner como presidente, Evo Morales en Bolivia. Yo vi te dice el Señor, que tú ibas a ser presidente de esa nación y que ibas a gobernar esa nación y que la ibas a levantar. Y el Dios al que yo le sirvo te sacó de donde no valías nada, pero fuistes y cometiste un error muy grande. Le prohibiste a la iglesia en Bolivia que no hablara del evangelio, avergonzaste a la iglesia y la qusiste humillar y tocaste lo que no se puede tocar, Evo Morales en Bolivia. Así te dice el Señor, ¿hasta cuando vas a entender, hasta cuándo vas a ir a Cuba, hasta cuándo dejarás de ir a Haití, hasta cuándo dejarás de ir a Venezuela, para que te hagan comer sangre humana, para que te dejes rociar con babalaos, para que te dejes rociar con brujos satanistas. ¿Hasta cuándo?

“Ten cuidado, te dice el Señor, Evos Morales en Bolivia, que yo soy el Dios todopoderoso y que yo tengo el poder de quitar reyes y de poner reyes, y que yo soy un Dios celoso y que conmigo no se juega; así dice Jehová, mi nombre es Pedro Josue Alvarado, soy de la república de Honduras y no le tengo miedo al diablo ni a usted ni a los brujos ni a los satanistas. Soy un profeta del Dios viviente. para la Gloria de Jehová hoy. El que hable lenguas hable ahora.”

Pronto la Biblia conquistará el Palacio Quemado de La Paz, Bolivia.

Otra vez Octubre

Otra vez Octubre antes de que el dictador no tenga quien le escriba

“Octubre era una de las cosas que llegaba”, dice Gabriel García Márquez en su libro El coronel no tiene que le escriba. En Bolivia resaltan, entre otras fechas luctuosas de la historia en lo que va del siglo, al menos dos octubres marcados de luto y batalla en las calles, a saber: Octubre negro en 2003 y Octubre de 2019.
Es pertinente recordar asimismo que el once de enero de 2007 la ciudad de Cochabamba ha sufrido el avasallamiento de las hordas masistas, y su juventud ha sido letalmente herida de muerte cuando una turba enviada por el gobierno ha ejecutado sádicamente al joven CHRISTIAN URRESTY, y ayer, treinta de octubre, nuevamente las hordas han asesinado, no a una persona sino a dos hombres de bien, que estaban en la poblacion de Montero, Santa Cruz, defendiendo la democracia en el sentido de lograr que se respete el voto en las elecciones generales y que los resultados arrojen el nombre del líder que la población eligió, Carlos Mesa, y no al candidato ilegal e ilegítimo del partido Mas Ipsp, Evo Morales, quien junto a su acompañante a la vicepresidencia Álvaro García Linera, fue rechazado en el referendo de 2016, no obstante un tribunal comprado junto a la venia de la OEA le ha asignado a la dupla Evo – Álvaro el “derecho humano” de postular nuevamente cuando la Constitución Política del Estado no lo permite.
Pero una vez más el pueblo ha sido vil y descaradamente traicionado por el representante de la policía boliviana, el comandante en Cochabamba Cnel. Grandy, quien “viabilizó” el pacto maquiavélico del gobierno del “vivir bien” con las hordas represivas del Chapare y Sacaba a cambio de unas dádivas. Ahí en la Federación de cocaleros, el día 29 de octubre de 2019, el comandante policial de Cochabamba fue filmado acordando protección a los asaltantes de la ciudad en desmedro de la juventud cochabambina, como se puede ver en este enlace: https://www.facebook.com/plugins/video.php.
En este mes de octubre del año dos mil diecinueve, el pueblo boliviano ha sido nuevamente amenazado con cercos por el presidente Morales, quien es al mismo tiempo presidente y candidato. El día treinta ha sellado su amenaza con la sangre de varias personas, haciendo realidad su amenaza. A consecuencia del fraudulento acto electoral del día domingo 20 de octubre y las protestas generalizadas de la población, dos vidas y cientos de heridos en todo el país, además de destrozos de bienes materiales y grandes pérdidas de la naturaleza debido a incendios provocados por gente oficialista es lo que se lleva a la tumba esta última semana del mes. Pero no se ha podido llevar la entereza y fuerza de la juventud boliviana que se ha plantado altiva y humilde a la vez al grito de Viva mi patria Bolivia, Morir antes que esclavos vivir y Esta no es nuestra lucha, sino de Jehová de los ejércitos.
El presidente desde su laberinto ha gritado a los cuatro vientos su pseudo victoria sin considerar que los resultados son producto de acciones truculentas llevadas a cabo por su ejército de funcionarios y funcionales comprados para torcer los estatutos. Dice Jehová guardarás mis estatutos y no los quebrantarás, pero el gobierno socialistoide de Evo Morales ha sembrado el caos y la corrupción en la patria apelando a todo tipo de artificios diabólicos y engranajes delincuenciales, tales como urdir junto a la policía nacional tretas para eliminar físicamente a los habitantes de Bolivia que no sean afines a la política verticalista y segregacionista del MAS.
Sin embargo, aunque algunas personas en particular critiquen que se invoque al Creador en esta batalla, nunca como ahora Jehová de Israel ha sido el líder del movimiento de nuestro pueblo que busca justicia y verdad, a lo que Dios se ha manifestado.
El pueblo sabía que solo no tenía fuerzas y clamó la Palabra y recibió aliento:
“Todos, Israel y habitantes de Jerusalén y de Bolivia,
No tengan miedo ni pierdan la esperanza, porque esta guerra no es de ustedes sino de Dios, en este día sigamos orando confiados firmemente reconociendo que al final de esta jornada nuestros ojos verán la gloria de Dios”.
En este día último de octubre, dos fuertes tormentas han derribado torres de alta tensión en las afueras de la ciudad de Santa Cruz mientras sendos cabildos se realizan en cada una de las ciudades, y una cadena de oración en todo el mundo protege la vida y la batalla de estos valientes jóvenes de los nueve departamentos de la Bolivia del siglo veintiuno. ¡Fuera Evo, no ganaste las elecciones y perdiste al pueblo! “La Biblia regresará al Palacio quemado”, han prometido los líderes cívicos de la patria boliviana.

Rossemarie Caballero

45a FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

Encuentro internacional de Microficción

Manu Espada, autor español de microficción

http://temascbba.com/lectura/aproximacion-a-la-45-feria-internacional-del-libro-de-buenos-aires?fbclid=IwAR3Dn7QyMb4adpyMtyCT4JNSdHq_lWIU6t6qK-iJpoJCGxOeEFii3I_3X_U

APROXIMACIÓN A LA 45ª FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

Temas cbba destaca el presente artículo de nuestra periodista en Argentina, Rossemarie Caballero Vega, poeta, ensayista, escritora y gestora cultural boliviana que lanzó su nuevo libro “Ni aguja Ni reloj”.

“Agradecemos a los expositores, periodistas y especialmente a los lectores que hicieron posible esta inolvidable edición de la feria del Libro”, señala el comunicado de la página oficial de la Fundación FILBA en referencia a la cuadragésimo quinta (45a) versión donde Barcelona fue el invitado de honor.

 La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires (FILBA) fue clausurada la noche del 13 de mayo de 2019 habiendo iniciado el 25 de abril. Diferentes países participaron del evento bibliográfico cultural más completo de Latinoamérica, aunque lamentablemente hubo una sentida ausencia de la representación oficial de Bolivia.

Según palabras del representante de la Cámara del Libro de La Paz, Mario Vargas, quien tuvo la gentileza de conversar con Revista Temas Cbba, en el jardín la Sociedad Rural, por lo regular, el gobierno no asume la participación de Bolivia en las Ferias del Libro, sino las editoriales afiliadas a la Cámara Boliviana del Libro, que en esta oportunidad no quisieron erogar los gastos y Bolivia tuvo que cancelar su participación.

Pero otra fuente, el vocero de una conocida editorial de Bolivia especuló con que habrían primado algunas mezquindades de parte de las autoridades y que por un tema político de la noche a la mañana el Ministerio de Culturas decidió retirar la representación del país en esta 45a versión de la FILBA, al contrario de la pasada versión cuando en el pabellón amarillo de la Rural presentó un stand con las publicaciones de editoriales bolivianas; en aquella oportunidad llegaron dos escritores representantes nacionales: la narradora Camila Urioste y el poeta Benjamín Chávez.

En Buenos Aires la Feria Internacional del Libro inicia en pleno otoño de abril, lo cual implica una fiesta a nivel nacional e internacional, pues se dan cita poetas y escritores de varios países, distribuidos en los pabellones azul, amarillo, rojo y blanco; así como de todas las Provincias del interior de Argentina con delegaciones y representación bibliográfica en sus respectivos stands en el pabellón ocre.

Este marco, a decir de la escritora María Bayá, quien asistió a un seminario, es lo más llamativo en comparación con las ferias del libro en Bolivia, por la carencia que se tiene respecto a la participación de las gobernaciones y los municipios bolivianos que no presentan stands donde escritores de la respectivas regiones tengan presencia.

FIESTA LITERARIA

Todos los años desde hace un tiempo se realiza la Ronda Federal de Lecturas, organizada por ediciones El Parque de Tucumán y las escritoras Perla Jaimovich de Infante, coordinación de escritores de provincias y países, y Lidia Cristina Carrizo, coordinación de escritores de Buenos Aires. El circuito es un éxito con el arribo de autores de las provincias (equivalente a Departamentos en Bolivia) argentinas como Tucumán, Santa Fe, Salta, Corrientes, etc., y otros países como Colombia, Chile, Uruguay y Bolivia.

APROXIMACIÓN A LA 45ª FERIA  INTERNACIONAL DEL LIBRO DE BUENOS AIRES Imagen 1

FIGURAS FEMENINAS

Las Rondas de Lectura se efectúan por sesiones y en turnos debido al número de poetas adscritos. El evento se realiza tanto en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires, como en el Gran café Tortoni, para continuar con las lecturas y presentaciones de libros en el stand de Tucumán del pabellón ocre.

Fue ahí precisamente donde la suscrita, Rossemarie Caballero, además de participar en la Ronda Federal de Lecturas con poetas de Argentina y de diferentes latitudes, el día 29 de abril ante invitados argentinos y bolivianos lanzó su nuevo libro de poesía “Ni aguja Ni reloj”, editorial Ruinas Circulares, 2019, contando con el acompañamiento del escritor René Aguilera Fierro, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Tarija quien presentó el volumen.

Entre otras actividades realizamos una entrevista al escritor argentino Guillermo Ferreyro, flamante ganador del Premio internacional de novela Kipus, con 20.000 dólares americanos en efectivo y la publicación del libro, quien manifestó su beneplácito por el premio que le llegó de sorpresa, porque accedió al concurso para experimentar ya que se enteró por internet y le pareció interesante, no sabía que su novela “Mal trato” estaba destinada a llevarse el preciado galardón. Ferreyro ganó otro premio en México con su novela “La cloaca”, y debe promocionarla en Europa, luego de lo cual se dirigirá a Bolivia a recibir su premio y presentar la novela ganadora “Mal trato”, o “Maltrato”, dice el autor, como quieran, “incluso podemos cambiarle el título, depende del Jurado” bromeó.

Entre las figuras femeninas internacionales destacamos la presencia de la escritora nicaragüense Gioconda Belli, quien vino a presentar su último libro “Las fiebres de la memoria”; “Los hombres andan asustados” por la revolución de las “mujeres”; dijo al referirse a los acontecimientos mundiales en defensa de los derechos de las mujeres a vivir libres de acoso y violencia y decidir sobre sus cuerpos. “Yo creo que, bueno, yo creo que el mundo está un poco asustado, ¿no? El mundo masculino, con todo lo que está pasando con la mujer. Pero creo que es tan fundamental que la mujer tome su lugar en el mundo. Y lo ha tenido que tomar un poco a fuerza de empujar muy fuerte, porque la resistencia ha sido bien grande y sigue siendo. Pero yo creo que cada vez menos. Cada vez va a haber menos resistencia en cierto estrato. Por lo menos creo que hay más hombres conscientes ahora. Y por supuesto que están los violentos, los que matan a las mujeres porque no entienden lo que está pasando.”, señaló Belli a Infobae.

FERIA DEL LIBRO EN LA PAZ

APROXIMACIÓN A LA 45ª FERIA  INTERNACIONAL DEL LIBRO DE BUENOS AIRES Imagen 2

Asimismo, en calidad de periodista acreditada en la FILBA, tuvimos una entrevista con el compatriota Mario Vargas, editor de Jaguar azul, y al mismo tiempo miembro del directorio de la Cámara del Libro de La Paz, Bolivia, quien participó en jornadas profesionales para capacitarse en varios temas del mundo editorial, conversar y compartir la producción boliviana.

Como organizador de la Feria Internacional del Libro de La Paz el 31 de julio al 11 de agosto, destacó a México como país invitado; asimismo, aseveró que se está leyendo cada vez más a los escritores bolivianos en el mundo. Otro escritor boliviano que estuvo en Buenos Aires en esta fecha es Carlos Decker Molina, quien presentó su libro “Eco de los gritos”, el sábado 4 de mayo a las 20.00 en el stand 1420 del pabellón amarillo.

El día jueves 9 de mayo mientras en el salón Jorge Luis Borges se presentaba el libro “Sinceramente”, de Cristina Fernández viuda de Kirchner, en el salón Julio Cortázar se desarrollaba el Encuentro de microficción donde el escritor boliviano Homero Carvalho compartió su literatura junto a los autores de diversos lugares de Hispanoamérica. Como si estuviera pactado, por ironía a lo que sucedía en el salón vecino, Carvalho compartió entre otros, el siguiente micro cuento: Jorge Luis Borges: “Vamos a ver, dijo el ciego y vio El Aleph. Fue tanta su impresión, en ese instante eterno, que prefirió quedarse en la más absoluta oscuridad para recrear una por una las imágenes que había visto en aquel punto que contiene simultáneamente todos los puntos del universo, tan infinitas que sabía que no le alcanzaría la vida para disfrutarlas o aborrecerlas”. (Homero Carvalho)

Al Encuentro asistieron, entre varios autores argentinos, el ecuatoriano Edgar Allan García y la delegación de España, conformada por tres reconocidos autores y teóricos del género, entre los cuales el escritor Manu Espada, impactó con su cuento inspirado en la bala que mató a John Fitzgerald Kennedy en 1963. A continuación el texto:

La bala sale del cuerpo de JFK el 22 de noviembre de 1963, golpea contra la carretera de Dallas por la que circulaba su limusina Lincoln Continental y, con las matanzas de Vietnam de fondo, sale disparada hacia 1914, donde penetra en el uniforme del archiduque Francisco Fernando, provocando la Primera Guerra Mundial. El proyectil rebota en un edificio de Sarajevo y se dirige hacia el 17 de julio de 1918 para agujerear la cabeza del zar Nicolás II, desencadenando los episodios más sangrientos de la revolución rusa. Al golpear contra el paredón del sótano, el plomo gira hacia el Viernes Santo del 14 de abril de 1865 y perfora la cabeza de Abraham Lincoln, incitando la venganza yanqui en tierras confederadas.

SIGUE LA BALA

Al rebotar contra una esquina del teatro Ford de Washington, va hasta el 11 de septiembre de 1973, y Salvador Allende cae fulminado en La Casa de la Moneda de Santiago de Chile, dando inicio a las matanzas de militantes de izquierda. Cuando la bala cruza el Atlántico a velocidad de crucero acaba en el 4 de noviembre de 1995, causando la muerte de Isaac Rabín y poniendo fin al proceso de paz en Palestina. La bala rebota contra el muro de las lamentaciones y viaja hasta las 17:17 horas del 30 de enero de 1948, acabando con la vida de Mahatma Gandhi en Nueva Delhi. Una vez asesinado el líder de la no violencia, la bala mágica retorna a la mano de un siniestro desconocido con sombrero y gabardina burdeos y la introduce en el rifle modelo Mannlicher-Carcano calibre 6.5 mm. de Lee Harvey Oswald, que, apostado en lo alto de un edificio de Dallas, está a punto de provocar una hecatombe mundial en cadena. (Manu Espada)

Hablando de libros, entre los más vendidos podemos mencionar el best seller “Sinceramente” de Cristina Fernández, los libros de divergencia sexual en el stand de Diversidad Orgullo y Prejuicio, y los ejemplares del diario Clarín, referidos a los clásicos del feminismo, obras de escritoras talentosas como “El segundo sexo”, de Simone de Beauvoir; “Nosotras, historias de mujeres y algo más”, de Rosa Montero; “Un cuarto propio”, de Virginia Woolf, y otras fueron la sensación en esta versión. Del lado de poetas bonaerenses resaltamos el poemario “Tierra Fértil”, compilación de Ivana Szaac; “Enaguas de encaje rotas”, de Raquel Graciela Fernández; “El fuego entre los labios” antología de poesía mística, compilación de Claudio Simiz; antología “La palabra que sana”, editada por Patricia Bence Castilla de la editorial Ruinas Circulares (2019), entre otros.

Para finalizar el presente artículo, compartimos un poema del libro “Ni Aguja Ni reloj” (Colección Neos, editorial Ruinas Circulares, 2019) de próximo lanzamiento en la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia: …la vieja poesía ha muerto /se esconde/ hay una luz titilando en su alfombra/ huye despavorida y se sumerge entre líneas/ debajo de la piltrafa que un día fue/ así quizá no le alcance se destroza/ pero su imagen continúa viva entre los cristales/ hay un cúmulo de espejos que punzan los edemas de sus ojos/ los cierra/ baja por los bordes de los escalones/resbala un signo dice ser, sin significado/ pero acarrea batallas y es peligrosa/ el poeta anhela pero no sabe qué/ el poema sabe lo que el poeta ignora/ el poeta expone y machuca/ tira todo al viento/ en la intemperie sin fin/ palabras/ vacíos/ palabras ¡silencio!