AUTORES EN EL LIBRO “MÁS DE CIEN ESCRITORES BOLIVIANOS”

LISTA DE AUTORES DEL LIBRO MÁS DE CIEN ESCRITORES BOLIVIANOS
1. Celestino Ágreda Chacón
2. Roberto Ágreda Maldonado
3. René Aguilera Fierro
4. Diego Alcaraz Masías
5. Sonia Gladys Alemán Menduiña
6. Óscar Alfaro
7. Carmen Elsy Alpire Vaca
8. Lindaura Anzoátequi
9. Ludwing Orlando Arias Morales
10. Amanda Arriarán Araníbar
11. José Antonio Arze
12. Franklin Arze de la Barra
13. Óscar Arze Quintanilla
14. Rolando Arze Quintanilla
15. Jorge Víctor Ayala Zelada
16. Eliodoro Ayllón Terán
17. Rafael Ballivián
18. Jackeline Leonor Barriga Nava
19. Rolando Barral Zegarra
20. Beatriz Bascopé Aragón
21. René Bascopé Aspiazu
22. María de la Cruz Bayá Claros
23. Eliseo Bilbao Ayaviri
24. Claudia Bowles Olhagaray
25. Ricardo José Bustamante
26. Rossemarie Caballero Vega
27. Orlando Caballero Montaño
28. Adolfo Cáceres Romero
29. Oswaldo Calatayud Criales
30. Luis Calizaya Arce
31. Francisco Calizaya Villca
32. Velia Calvimontes Salinas
33. Jorge Calvimontes y Calvimontes
34. Edmundo Camargo Ferreira
35. Octavio Campero Echazú
36. Ramón Campos Tibi
37. Alcira Cardona Torrico
38. Homero Antonio Carvalho Oliva
39. Ada Castellanos
40. Primo Castrillo Cabezas
41. Óscar Cerruto
42. Manuel Céspedes Anzoleaga (Man Césped)
43. Juan Clavijo Román
44. Pablo Condori Gómez
45. Héctor Cossío Salinas
46. Javier Del Granado
47. Fernando Diez de Medina
48. Jorge Antonio Encinas Cladera
49. Fanny Escobar Silva
50. María Nieves Espada Rivas
51. Jhonny Fernández Rojas
52. Néstor Galindo Argüelles
53. César Eduardo García Canedo
54. Vanessa Ligia Giacoman Landívar
55. Adriana Gonzáles Claure
56. Juana Manuela Gorriti Zuviría
57. Alberto Guerra Gutiérrez
58. Juan Guerra Mercado
59. Augusto Guzmán Martínez
60. Raúl Jaimes Freyre
61. Ricardo Jaimes Freyre
62. Nelson Van Jaliri
63. Jesús Lara
64. Estefanía Lazarte Escóbar
65. Guillermo Lora Escóbar
66. Miguel Lundin Peredo
67. Irma María Magnani Valdez
68. Ronald Martínez Castedo
69. Norma Mayorga
70. Carlos Medinaceli Quintana
71. Claudia Carolina Mejía Téllez
72. Raúl Luís Mejía Ibáñez
73. Rosa Melgar
74. Nélida Mercado Veizaga
75. Mery Monje Landívar
76. Celso Montaño Balderrama
77. Ramiro Montecinos Guzmán
78. Carlos Montenegro
79. Gonzalo Montero Lara
80. Víctor Montoya
81. Dennis Morales Iriarte
82. Jenny Mounzón Oporto
83. María Josefa Mujía Estrada
84. Mario Ojara Ágreda
85. Nicolás Ortiz Pacheco
86. Raúl Otero Reiche
87. Eddy Ronald Paravicini Ramos
88. Emma Paz Noya
89. Pilar Pedraza Pérez del Castillo
90. Iván Prado Sejas
91. Roberto Prudencio Romecín
92. Humberto Quezada Arce
93. María Quiroga Vargas
94. Héctor Revuelta Santa Cruz
95. Gregorio Reynolds Ipiña
96. Luis Rivas Alcocer
97. Rossy Rivera Bruno
98. José Antonio Rocha Torrico
99. Martha Rodo Aparicio
100. Daniel Germán Rojas Delboy
101. Wilfredo Rojas Cortez
102. José H. Romero Jaldín
103. Lourdes Irma Saavedra Berbetty
104. Jaime Sáenz Guzmán
105. Armando Sánchez Velásquez
106. Rodolfo Clodomiro Siñani Paz
107. Aida Graciela Soria Galvarro
108. Jorge Suárez
109. Guido Terrazas Camacho
110. Franz Tamayo Solares
111. Juan José Toro Montoya
112. Eduardo Trigo O’Connor d’Arlach
113. Ana Rosa Triveño Gutiérrez
114. Gastón Uribe Saavedra
115. José Macedonio Urquidi Gómez
116. Santiago Vaca Guzmán Moyano
117. Augusto Valda Chavarría
118. Gaby Vallejo Canedo
119. Óscar Vargas Del Carpio
120. Celina Vargas Fuentes
121. José Ernesto Vargas Santa Cruz
122. Gonzalo Vásquez Méndez
123. Hilda Velásquez Loayza
124. César Verduguez Gómez
125. Humberto Viscarra Monje
126. Eduardo Wilde García
127. Edith Zabalaga Retamozo
128. Adela Zamudio Ribero
129. Ada Zapata Arriarán

Anuncios

Obsesiones, colección de cuentos

La antología personal de cuentos “Obsesiones” de la autora boliviana Rossemarie Caballero publicado por Tahiel Ediciones, se presenta en Museo del libro de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires el día viernes 16 de diciembre a hrs 19.00. Cordialmente invitados todos, Av. Gral Las Heras 2555 /Agüero al 2500.

“…Cuentos de largo y corto aliento acompañan al lector en el viaje tórrido hacia el pensamiento femenino sobre el universo masculino, sobre la vida y sobre las obsesiones que rodean a las protagonistas, mujeres que bien podrían repetir estos papeles en los libros de Mastreta, Jelinek o Beauvoir, o bien podrían encontrarse los sábados en las mañanas yendo a comprar recado al mercado, con la molestia del marido con resaca, o en las peluquerías, destilando sus nostalgias mientras les secan el cabello…; algunos de estos cuentos son pequeñas joyas que me cortaron los dedos mientras los leía; pero yo creo, en esta utopía de querer ser feliz e indocumentado, que la felicidad sirve para eso, para nunca ser alcanzada.
Daniel Averanga”

Invita y organiza TAHIEL ediciones – Libros Tahiel
Hacemos realidad tu sueño de letras, editá tu libro…
Av. Rivadavia 6743, loc. 33C (sec. caracas)-Loc. 59Y, CABA, Arg.
Sucursal Santa Fe: Mitre 6908, Ciudad de Santa Fe, Arg.
Consultas al (54-11) 4632-6136 – tahiel.ediciones@gmail.com
http://www.tahielediciones.com

Encuentro con Liliana Díaz Mindurry y Umbral Literario de Buenos Aires en Café La Poesía de San Telmo

Preámbulo

Eran las seis en punto del 6 de septiembre de dos mil dieciséis, y mi hija aún no llegaba, aunque no quedamos que llegara a las seis, pero se suponía que debía de estar a esa hora, porque si algo conocía de mi salida es que yo tenía cita a las seis treinta en el Café, y estaba al tanto de mi debilidad por la puntualidad. Así que miré a través de la ventana hacia la calle Estados Unidos al 900, la calle cercada, donde la gente transitaba presurosa por las estrechas aceras, debido a la calzada derruida para próximo cambio de losetas. Llovía en las afueras mientras en la cornisa se detenía un mosquito en el momento preciso en que se abrió la puerta. Con la lluvia entre sus cabellos, entró mi hija en el departamento, colosal. Se me iluminó el aura y me calcé las botas para salir.

Por las calles de San Telmo la llovizna persistía. Aun así, no llevé paraguas, porque a veces los paraguas estorban, y preferí dejarlos en casa para no estar al pendiente. Caminé hacia la webera, allí imprimí los poemas para mi primera lectura en Buenos Aires, esperando sumergirme en la magia que significan las tertulias literarias, las palabras, las voces, los ecos, las imágenes y me dirigí al Café. Esta era una cita ineludible con la poesía, porque miren ustedes, si parecía una ironía: una cita con la poesía en el Café La Poesía.

Me acerqué al lugar, primero erré al intentar abrir la puerta principal, alguien me indicó que debía empujar con fuerza. Ingresé y el garzón me señaló una mesa, a punto de sentarme pregunté por el evento de poesía, “arriba”, me señaló el joven, “por las escaleras”; subí y allá me recibió una bonita mujer de rosa, una radiante y amable dama, que sin conocerme me regaló una sonrisa y me saludó con un beso argentino. Es que así, igual que ella, en mi país los poetas somos todos hermanos y nos recibimos aun sin conocernos a besos. Más tarde supe que se llama María Rodríguez, Marita, y era parte del grupo de coordinadores de aquella reunión. Ingresé en el salón y me dirigí a la testera donde pregunté por Osvaldo Víctor Fernández, y me presenté con nombre y apellido; con la amabilidad que solo los artistas dan en todo el hemisferio, me recibió e invitó a ubicarme en una mesa. Las mesas, todas, estaban ocupadas, pero habían dos en particular, lado a lado; una de ellas, junto a la puerta de ingreso con dos sillas libres y dos sillas ocupadas; la otra mesa, a la derecha de la anterior, tenía dos sillas ocupadas y un espacio vacío como para acomodar otra silla. Intuitivamente me dirigí a la primera, la que estaba junto a la puerta, saludé tímidamente y pregunté a los ocupantes si podía sentarme en la silla vacía, claro, no era pertinente abundar en saludos, porque cuando alguien va por primera vez a un evento poético en un país extranjero no va con previo conocimiento de rostros, a lo mucho conocemos nombres, incluso quizá en el mejor de los casos títulos de algunas de sus obras. Una dama de pelo largo, lacio y rubio, que ocupaba la mesa junto a un señor de pelo cano me hizo una seña para disponer de la silla, y el señor (después supe que se trataba de don Germán Cáceres), me dijo “claro que sí”. En esa confusión de no saber si sentarme o retirar la silla para llevarla hasta la otra mesa, la mesa de la derecha, instintivamente me senté, pero al sentir que el espacio que separaba esa particular silla de otras sillas de delante era bastante estrecho, decidí llevar la silla hasta la mesa de la derecha, donde conocí a dos personas extraordinarias.

La invitación

Esta es la invitación para la reunión, que llegó por Facebook: EL “GRUPO UMBRAL LITERARIO SAN TELMO” INVITA A LA 7ª REUNIÓN DE SU CICLO ANUAL A REALIZARSE EL MARTES 6 DE SEPTIEMBRE DE 18.30 A 20.30 HS EN EL CAFÉ “LA POESÍA”, SITO EN CHILE Y BOLÍVAR, 1º PISO, CABA.
EN ESTA OCASIÓN NOS ACOMPAÑARÁN LOS NOTABLES POETAS:
LILIANA DIAZ MINDURRY
GERMÁN CÁCERES
NORBERTO BARLEAND
LUEGO: MICRÓFONO ABIERTO Y SORTEO DE LIBROS
LOS ESPERAMOS!!!!!
Y TODOS LOS PRIMEROS MARTES DE CADA MES CON LA PRESENCIA DE ESCRITORES, PRESENTACIONES DE LIBROS Y LA MEJOR DISPOSICIÓN PARA COMPARTIR LA MAGIA DE LA PALABRA Y LA AMISTAD.
COORDINAN LOS ESCRITORES:
MARITA RODRIGUEZ CAZAUX
DAVID ANTONIO SORBILLE
OSVALDO VÍCTOR FERNÁNDEZ
ENTRADA LIBRE Invita Tahiel Ediciones – Libros Tahiel (Fuente: Grupo Umbral Literario) (Ver foto)

El programa

El programa, según figuraba en boletines que distribuyeron los anfitriones contenía breves biografías de seis autores: LILIANA DIAZ MINDURRY, GERMÁN CÁCERES, NORBERTO BARLEAND, MARITA RODRIGUEZ CAZAUX, DAVID ANTONIO SORBILLE y OSVALDO VÍCTOR FERNÁNDEZ. La lectura de las reseñas biográficas resultaba exquisita; sin embargo, y al mismo tiempo, algo intimidante, por lo magnífica, para quienes no gozábamos de una tan favorecida carrera literaria.

Por fin, a eso de las 19.00 comenzó el evento. Desde la testera, el poeta del comité de Coordinación y anfitrión, David Sorbille, empezó mencionando el nombre, la obra y los premios obtenidos de la primera participante, se trataba de Liliana Díaz Mindurry. Aún no sabía cuál de la personas del auditorio sería Liliana, pero su breve reseña biográfica me deslumbró. Terminada la lectura de la reseña, de campera azul pastel, pantalones y botas que hacían juego con el ambiente, la dama de pelo largo, lacio y rubio, que estaba sentada a la mesa junto a la puerta, pasó al frente y lo primero que hizo fue preguntar qué querríamos que nos leyera, si cuento o poesía; el público respondió con un fuerte: “ambos, cuento y poesía”. Entonces, ella comenzó a leer un cuento, no logré escuchar el título, pero sí capté la voz narrativa, y mientras ella leía yo me sorprendía, tanto por la fuerza de su narración como por la anécdota de la silla.
Le tomé dos fotos y logré anotar algunas frases en mi wazap: “Guardia”, “Isabel de Guardia” “Llega el gris, el espacio sin borde”, “le ha llegado el gris, y le pongo cinzano en la boca”, “que el gris se ha vuelto rojo”… “ha matado a María de la Cruz Leiva, la del pelo”, “bosquecito.” Fue tan intensa aquella forma de narrar que puse el grabador cuando la historia ya estaba por terminar, el click del grabador se detuvo y un minuto después la magia que estaba sucediendo en ese momento en la imaginación de los oyentes, fue interrumpida por el final del cuento, dejando en shock a los presentes, apenas mitigado por los aplausos. Al escuchar el final del cuento, me invadió otra sensación, quedé absorta entre una misteriosa luz grisácea y la ¡espeluznante frialdad y belleza del horror, al narrar!

Poemas

Liliana Díaz Mandurry leyó también dos poemas, “Dos en hielo” y otro que no pude registrar porque divagaba impactada por la fuerza de sus letras. A Liliana y a muchos autores no tuve el gusto de saludar aun estando tan cerca, y tampoco pude hacer ninguna pregunta aunque desde la testera indicaban que hiciéramos preguntas, y quise pero no pude, y quise acercarme pero no pude, hasta que Liliana se levantó de la mesa y tras una corta señal de despedida se fue.
Y me quedé con la pregunta que más tarde, gracias a la tecnología y a la existencia de Facebook se la hice y tuvo la gentileza de responderme. El cuento se titula Intermedio. Aquí los datos que María Rodriguez aportó:
Liliana Díaz Mindurry, una escritora de calidad superior. Ha sido un placer tenerla cercana y leyendo fragmentos de su obra en la reunión de setiembre en el Umbral Literario San Telmo. Para los amigos que preguntaron sobre la obra leída: Liliana leyó el cuento “Intermedio”, del libro de cuentos “Último Tango en Malos Ayres”, por Libros del Zahir en 1998 y reeditado por Editorial Ruinas Circulares en 2008. Y como dato para los interesados en obtener el libro: Patricia Bence Castilla, editora de Editorial Ruinas Circulares, quizá tenga poquitos ejemplares para la venta.
Los días siguientes leí bastante sobre Liliana y encontré, entre varios elogios, un breve comentario de Gregoria Gutiérrez, quien señala que “Cierto es que la poesía y la escritura en general de Liliana Díaz Mindurry, es para mí como un prisma lleno de aristas y luces que me producen una especial afinidad”.

Un Solo de canto a mil voces

Volviendo a la reunión, después de Liliana participaron los eximios invitados arriba nombrados, y las y los poetas a micrófono abierto, conjugando en un Solo de canto a mil voces, sensaciones, poemas y cuentos, imperecederos en el recuerdo. Diversos estilos y escritos, cada cual esencial y decidor, de gran calidad estructural y temática que nos transportaban entre el embeleso y el dolor. Finalmente, con gran entusiasmo se realizó un sorteo de libros donde todos los presentes se adjudicaron al menos un libro, y para cerrar con broche de oro, se compartió fotografías que (quizá, pálidamente) reflejan lo vivido en aquel precioso rincón del Café Bar La Poesía de San Telmo, en Buenos Aires.

Epílogo

Esta es, aunque incompleta, una reseña de mi primera impresión sobre la séptima reunión del Grupo Umbral Literario, de la que fui partícipe, y sobre la lectura de Liliana Díaz Mindurry, autora extraordinaria. Todos los autores impactaron con mundos propios, su voz y su estilo. Estamos seguros nos esperan emociones y descubrimientos por desmenuzar en la literatura argentina en general y en las letras de las y los poetas presentes en particular. Resalto que dentro los cánones de literatura escrita por mujeres, al menos en mi país, poco se habla de esta gran escritora latinoamericana, que muy bien representa a la Argentina. Me despido con la certeza de que “Necesitaré un tiempo precioso e infinito para dedicarlo a leer, entender, analizar, comprender, deleitarme, llorar con la obra de Liliana Díaz Mindurry. Una autora que encontré sin buscarla precisamente, aunque sí, buscándola, y tuve la suerte de encontrarla”.

Rossemarie Caballero Vega
Autora boliviana, residente en Buenos Aires.
CABA, 06 de septiembre de 2016
Enlaces:

https://www.facebook.com/liliana.di…

https://www.facebook.com/notes/rosse-marie-caballero/encuentro-con-liliana-d%C3%ADaz-mindurry-y-umbral-literario-de-buenos-aires-en-caf%C3%A9-l/1254359494583634

Entrevista a Rossemarie Caballero en La esquina, suplemento del Periódico Cambio de Bolivia

Obsesiones: la búsqueda de la felicidad  

La Paz-Bolivia
ENTREVISTA A LA ESCRITORA COCHABAMBINA ROSSEMARIE CABALLERO, RADICADA EN BUENOS AIRES, ARGENTINA.
Por Jackeline Rojas Heredia.

¿Cuál es el género literario que predomina en tu nueva obra, conociendo que te destacas en poesía, cuento breve, novela?
R: Obsesiones se titula mi nueva producción. Se trata de un libro de cuentos que se ganó el derecho de ser publicado en Argentina al participar de un concurso editorial. Recopila una selección de trabajos a lo largo de mis años de carrera literaria, lo conforman cuentos editados e inéditos.

¿Qué te impulsó a realizar este nuevo proyecto o es que ya lo tenías en mente?
La publicación de Obsesiones surgió de manera imprevista. La editorial lanzó un concurso literario con plazo breve determinado, podías publicar tu obra o reeditarla, así que opté por lo segundo pues el plazo era insuficiente para terminar mi nueva novela. De esta manera, en aquel simpático concurso de invierno, la editorial Tahiel me dio la oportunidad de lanzar mi obra en Argentina con todo lo que implica la promoción en Ferias del libro y otros eventos.

¿Tu obra desde la perspectiva femenina, qué temas integra o toca sutilmente o de manera directa?
En Obsesiones, la temática gira en torno a la utopía, a la búsqueda del equilibrio del Ying –Yang, la búsqueda de una felicidad que no se la puede alcanzar porque se interponen el silencio, la soledad y la indiferencia a ese ser femenino, a ese sujeto colmado de sensaciones y percepciones que sin embargo es ignorado por el otro, sea ese otro hombre o mujer. La sociedad te abandona, hoy en día las mujeres vivimos cada vez más solas porque nos suponen autosuficientes. La tecnología nos acercó en las distancias, pero paradójicamente nos alejó de nuestros seres queridos. Ahora todos estamos metidos en la internet y dejamos de salir a las calles para jugar con los amigos o simplemente mirar la gente pasar.
Como dice Daniel Averanga en el prólogo: “El mundo es ironía, y el verdadero amor no existe. Eso dice Rossemarie a través de sus personajes: mujeres tristes pero inteligentes, muertas resentidas o vivas cansadas del eros adormecido de sus parejas, reflejando el sarcasmo que nos escupe la vida en cada línea… Y es que los cuentos de Rossemarie cuentan ese precioso espectáculo de la felicidad que no se logra alcanzar pero que está cerca, tan cerca de uno, que solo bastaría con estirar la mano para alcanzarla; pero que al mismo tiempo se presenta como inalcanzable, imposible, aun insufrible… Uno se topa con el vacío cuando quiere tomar a la felicidad por las caderas, y en vez de esto, sujeta las astas del sinsentido, que llega a cornear con energía y crueldad”.

¿Alguna vez te sentiste discriminada por ser mujer? ¿Por ser cochabambina? ¿Por ser escritora?
Todo acto discriminatorio conlleva interiorizados traumas, frustraciones, expectativas, menosprecio, envidia, rechazo al otro diferente. Yo diría que no existe la discriminación per se; es decir no discriminas por discriminar, sino que es producto visible de una serie de conductas escondidas y disfrazadas que hacen actuar a las personas dentro del margen discriminatorio y racista. Entonces uno no discrimina por discriminar sino porque se siente superior o inferior ante los demás. La discriminación es una práctica habitual y a veces inconsciente en el ser humano; en todas partes del mundo se discrimina, desde la apariencia hasta las ideas, pasando por la posición socioeconómica, fuertemente sustentada por el preconcepto que se tiene de clase social.
Como mujer, al convivir en una cultura potencialmente discriminante, te llegas a mimetizar, o a luchar contra etiquetas, para que no te afecte y no te hiera; pero toda mujer sabe que esa lucha tiene un precio, y ese precio generalmente implica la soledad. Porque a la mayoría le disgusta una mujer diferente; nos quieren iguales, sumisas y serviciales. ¿Por ser cochabambina? No; al contrario, me he sentido valorada, se tiene en buena estima a las cochabambinas por la herencia que nos dejaron las Heroínas de la Coronilla de Cochabamba y gracias a la formación académica sólida de nuestras instituciones de educación superior.
Dentro de la literatura no sé si se puede hablar de discriminación o simplemente de menosprecio, pues al parecer la tendencia universal en los hombres es no dar relevancia a lo escrito por mujeres. Si vemos algunos estudios y críticas de prensa, comprobamos que contados autores comentan la obra de las escritoras, cosa que no sucede con la obra de los autores que es comentada tanto por hombres como por mujeres. Quizá crean que escribimos mal o sencillamente no se toman el trabajo de dedicar un comentario sobre la obra de autoras. Por fortuna en Bolivia contamos con algunos estudiosos como el destacado crítico, autor de Diccionario Crítico de Novelistas Bolivianas, Willy O. Muñoz, quien investiga sobre la literatura escrita por mujeres en varias geografías del mundo.

¿Cómo ves la producción literaria femenina en Bolivia?
Bolivia hace mucho que viene rompiendo barreras en la producción literaria en general y en la literatura escrita por mujeres en particular. Hay una interesante irrupción de mujeres que hacen buena literatura y exportan su obra al mundo; puedo nombrar, por ejemplo, a Giovanna Rivero, que se ha convertido en la legionaria boliviana por excelencia y nos representa con varias publicaciones en el extranjero; así también Magela Baudoin, que ha ganado interesante premios; destacan asimismo Amalia Decker, Luisa Fernanda Siles, Rosario Barahona, Pilar Pedraza, Cecilia Romero, Alison Spedding en narrativa. Por su parte, en poesía sobresalen Marcia Mogro, Vilma Tapia, Mónica Velázquez, Alejandra Barbery, Ruth Ana López, Patricia Gutiérrez Paz, Gigia Talarico, Alejandría Carranza, Cecilia de Marchi, entre otras.
Las ferias de libros donde aportan las y los escritores consagrados de Bolivia, últimamente están promocionando una prometedora compaginación de escritoras jóvenes desde Cochabamba como Ana Triveño, Vanessa Giacoman y Sisinia Anze, con muy buenos números en sus ventas. Esto sitúa a la literatura escrita por mujeres en un lugar bastante expectable con relación al pasado reciente.

¿Qué importancia tiene la literatura en la vida de las personas?
La literatura al igual que la música, sin desmerecer otras artes, es la expresión testimonial más nítida y objetiva de las vivencias del ser humano y sus miedos, sentimientos, percepciones, ideas. Es por excelencia el arte de las ideas, es la conjugación controversial del pensamiento con las sensaciones; contradicciones a través de palabras hechas texto. La literatura es un juego necesario para la humanidad, donde los escritores juegan a contar historias y los lectores a creer esas historias porque de alguna manera los identifica, son historias verosímiles, son cotidianidades contadas de manera artística, de manera trabajada, que se transforman incluso en terapias catárticas; es decir, producen catarsis entre el bien y del mal, y al mismo tiempo provocan placer. Cualquier tipo de literatura provoca placer en sus lectores. Y como decía la escritora Elena Ferrufino – Coqueuniot, “sentir placer es primordial”.

La Paz, Bolivia, 01 de septiembre de 2016

FUNCIONARIO PÚBLICO EN FONDO GRIS

77
Rosse Marie Caballero Vega
FUNCIONARIO PÚBLICO
EN FONDO GRIS
Te vi corriendo (por) las avenidas… ávido de llegar puntualmente
a tu cita con los implacables relojes de tu oficina.
¿Sabes?
Implacables, intolerables, inalterables minuteros en los
relojes marchitos por los años; corroídos y entumecidos
minuteros activos a fuerza de baterías artificiales.
Te seguí.
Pasillos estrechos y polvorientos te esperaban, escondidos
del sol y de la luna; largos pasillos sombríos, lengüetas
de zapatos envejecidos, amenazas de jefes también envejecidos.
No dijiste nada.
No me viste.
Apenas terminando de marcar tarjeta respiraste abandonado,
pausadamente, inhalaste, exhalaste, tres veces,
blandiendo el estómago. Fue una tarde agotadora, como
tantas, como siempre, como toda tu vida entre máquinas
antiguas de escribir, u ordenadores que regularmente no
funcionan. Como tantas tardes y mañanas subiendo escaleras
de piedra enceguecida, de piedra que no ve ni sufre
las pisadas de mucho haberlas sentido. Tantas mañanas
frías y tardes de salario reducido, de café en las esquinas y
cigarrillos prestados.
Te vi, como antes, como siempre, como un triste suspiro
de aire, encallado en la boca del tiempo.

Nuevo poemario de Rosse Marie Caballero, desde Potosí

http://edicionesjota.blogspot.com/2015/06/nuevos-poemarios-en-ediciones-jota.html?spref=fb
rollo de papel

rosse marie caballero reside en santa cruz desde 2011.

como auténtica creadora, pasión, entusiasmo, exploración interior marcan las voces de esta inspirada poeta. con su singular manera de percibir el mundo -su mundo- experiencia de rara intensidad, dada por su particular mirada, cuya significación finalmente brotará del encuentro entre la obra y el lector.

obra publicada: en poesía antítesis (1998), hojas de eva (2004), in versos: funerales de la poesía (2006). cuento: enigmas de la esfinge y otros relatos (2007), los vagidos del gato (2009), mujer que no fuma (2012). novela: el vuelo de la esfinge (2009) y los espejos de fabia (2014)

algunos premios: 2° lugar concurso normalista de ajedrez, nicss, 1883. 2° lugar en concurso universitario de ajedrez, umss, 1988. mención de honor en concurso de poesía recordando a vallejo, scz., 1992. 3er lugar en concurso universitario de declamación del granado, umss, 1993. premio al mejor guión en festival de teatro ecología y género, cbba., 1996. 2° lugar en concurso nacional de cuento walter paz méndez, scz., 1998. primer lugar en concurso departamental de cuento comteco orgullosamente nuestro, cbba., 2006. mención de honor en concurso nacional de cuento adela zamudio, cbba., 2008.

advertencia

rollo de papel fue escrito para ser leído a solas, en el mejor lugar y momento. pertenece al cuarto de baño. por favor, cuélguelo en un lugar visible, cerca del trono, y no interrumpa su concentración suprema.

rollo de papel no pretende molestar a nadie, simplemente compartir experiencias, y, si acaso, provocar cierta hilaridad, y hacer reír, como me río yo de mí misma.

si este libro no le satisface, deposítelo donde cree que debe terminar, triste y solo, sus contados días.

contenido
avisos clasificados, poemas de trasnoche, poemas descartables.

dedicatoria:

a los amantes del claustro sagrado
sin el cual la vida no tendría salida.