Disquisiciones inéditas

Disquisiciones inéditasCero alcohol, cero cigarrillos, cero pan cero cero, cero sexo, cero cero cero todo.

Al menos un día a la semana deberías preguntarte porqué tu mujer prefiere su computadora a la cama. La cama es inmensa. Hay un túnel entre dos cuerpos, es un túnel en donde podría tranquilamente caber un tercero. Un tercero sería ideal. El podría suplir las falencias de esta pareja. Un tercero que trabaje por nosotros, que cocine para nosotros, que ame por nosotros, que nos deje dormir sin el peso de la conciencia que te grita que esto se va a terminar en cualquier momento. Y es posible que se cumpla. Aunque parezca imposible. ¿Lo dudas? ¿Acaso no recuerdas lo lejana que parecía la posibilidad de una dictadura en el país? Y sin embargo en menos de diez años, aquella lejana imposibilidad llegó. Ahora a tener cerrada la boquita. A no protestar, no hablar mal del corrupto, no denunciar, no fustigar a los infractores, no esperar justicia, no tener esperanzas, total, el país está viviendo tiempos de bonanza, quizá en el Palacio de gobierno, porque lo que es aquí, especialmente dentro del hogar no hay ni piedras para ponerlas a hervir.
Decía que en la cama hay un gran espacio, que podría llamarse también vacío, o túnel o quizá, incluso, canal, entre el esposo y la esposa, o sea de ambos. La esposa se acomoda muy en el perfil del lado derecho, el esposo en el borde del lado izquierdo, con el suficiente cuidado de no caer al piso, ni de rozarse piel con piel con el oponente que está al otro lado del túnel. Porque resulta que en ciertos momentos la pareja semeja un par de oponentes, contrincantes o enemigos en una lucha tenaz por demostrar quién tiene la razón sobre aquel disgusto menudo y sin embargo frecuente que se suscitó – y se suscita habitualmente por una nada. Pero no es tan nada porque al suscitar un desencuentro ya se convierte en algo. Y ese algo incomoda porque va creciendo como una pequeña bolita primero, luego se vuelve una bola de nieve y al final, casi siempre explota convertido en llamarada, destruyendo todo aquello se pare en frente, incluyendo leyes, partición de bienes y de hijos, etc.

Fuente: novela inédita de Rosse Marie Caballero

Anuncios

4 thoughts on “Disquisiciones inéditas

  1. yveth alcala carrasco febrero 11, 2011 — 12:07 am

    esta buenisimo me detuve a leer y me parece muy pero muy interesante es mucha verdad para ser cierto yo me hice una pregunta al finalizar -quiero tener mi tercero?SEGUIDAMENTE ME RESPONDI ¡¡claro q si,quien no quisiera tener su tercero,seguro q todos¡¡muchas gracias por hacer q forme parte de esto me parece una forma de integrar a los demas pues esto nos sirve para poder reflexionar,asi tambien hacernos preguntas y respondernos saliendo de la duda e ignorancia.muchas gracias.

    1. rosse marie caballero febrero 12, 2011 — 4:56 pm

      Gracias, Iveth!!

  2. rossemariecaballero junio 17, 2012 — 3:07 pm

    Eligiendo título para esta novela…

  3. rossemariecaballero febrero 16, 2013 — 10:50 pm

    …”Los espejos de Fabia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close