Ilustres Escritoras Cochabambinas

Escritoras Cochabambinas bolivianas que comparten poesía, narrativa y su cuna de nacimiento entre los años 1935 y 1948

Un esfuerzo del Proyecto EC-B y la Revista AHORA

Ilustres Escritoras Cochabambinas

1era edición, autoras de los años 35 y  al 48

Arriarán Amanda

Calvimontes Velia

Canedo Georgette

Cejas Luz

Galindo Lilibeth

Garnica Blanca

Jauregui Amanda

Kubber Teresa

Magnani  Kaly

Quiroga Rosario

Vallejo Gaby

Vásquez Sara María

Zabalaga Edith

Zabalaga Giancarla

Zapata Norah

INTRODUCCIÓN

Iniciamos este ciclo de cooperación entre la REVISTA AHORA y el PROYECTO EC-B para difundir la literatura escrita por mujeres.

ILUSTRES ESCRITORAS COCHABAMBINAS

Escritoras Cochabambinas; poesía y narrativa (2018) del Proyecto EC-B, es una antología compilada por Rossemarie Caballero en coordinación con Gaby Vallejo y Homero Carvalho y publicada por el Grupo Editorial Kipus.

El Proyecto EC-B nació en 2016, cuando su gestora y directora, la escritora Rossemarie Caballero comenzó su residencia en Buenos Aires – Argentina, con el propósito de rescatar y difundir la obra de escritoras bolivianas. El proyecto comprende dos fases: La primera, ejecutada con tres antologías: Escritoras Cochabambinas, 2018; escritoras Cruceñas, 2019; y Escritoras Contemporáneas Bolivianas; 2019. La segunda fase se encuentra en proceso de implementación con dos volúmenes: Antología de Ensayistas Bolivianas, y un Blog de escritoras, previstos a corto y mediano plazo.

Las expectativas del proyecto se centran en la difusión y valoración del material bibliográfico en diversos medios físicos y virtuales, y ámbitos como bibliotecas y otros, a través de medios de comunicación escritos y la web.

Hacemos la primera entrega de esta colección con la literatura de Ilustres Escritoras Cochabambinas, que coinciden durante las décadas de los años 30 y años 40. Ellas son:
Velia Calvimontes, Lilibeth Galindo, Amanda Jáuregui, Amanda Arriarán, Luz Cejas, Sara María Vázquez, Georgette Canedo, Giancarla Zabalaga, Gaby Vallejo, Blanca Garnica, Kaly Magnani, Norah Zapata Prill, Teresa Kubber, Rosario Quiroga y Edith Zabalaga.

Los editores

VISITA EN ENLACE:

AHORA Ilustres Escritoras Cochabambinas (canva.com)

Portada
Dircetora de la Revista Ahora
Directora del Proyecto EC-B

Rossemarie Caballero Vega

Proyecto EC-B

Marlene Lara Saravia

Revista Ahora

Derechos Reservados

SERIE 1, 2021

Alegranza, hacia una educación poética

Alegranza, hacia una educación poética, es un proyecto que llevan adelante el escritor argentino Claudio Simiz y un grupo de colaboradores internacionales.

Alegranza, una palabra poética, una fuerza, un horizonte. Una esperanza.

Educación poética, wow! educar en la poesía? educar con poesía? educar para la poesía?

Antonia Sassi, escritora argentina que pertenece e al colectivo Alegranza, tuvo la gentileza de hacernos esta entrevista publicada el pasado domingo en su página de Facebook y en su blog. Comparto la misma con ustedes, no sin antes agradecer a todo ese equipo que se preocupa y ocupa de llevar el trabajo poético a las aulas, allí donde viven las almas inocentes y buscadoras de ilusiones, de voz, de palabras y de luchas.

El encabezado por los responsables de la entrevista inicia así:

“ALEGRANZA, esta puerta abierta…

Desfilan aquí experiencias originales, desplegadas por gestores notables, de esta construcción en marcha que llamamos Educación Poética. Hoy: ROSSEMARIE CABALLERO, una de las voces femeninas más caracterizadas y multifacéticas de nuestra Latinoamérica.

ENTREVISTA A: ROSSEMARIE CABALLERO Por María Antonia Sassi”

y una serie de fotos tomadas de las redes, un trabajo de colegas, de almas gemelas, de buscadores. Gracias, mil gracias, Alegranza!

ENTREVISTA A: ROSSEMARIE CABALLERO
Por María Antonia Sassi
Rossemarie Caballero nació en Cochabamba, Bolivia,  poeta, novelista y escritora de cuentos, profesora de Letras, Licenciada en Idiomas, fue catedrática en Universidades  privadas y  Escuelas de Formación Docente: Simón Rodríguez, Enrique Finot y Juan Misael Saracho de Cochabamba, Santa Cruz y Tarija. Es además comunicadora,  gestora cultural, editora, con estudios de maestría en áreas de su especialidad.  
Fue declarada Ciudadana meritoria de Tiquipaya por la Alcaldía Municipal, sus lugares de residencia fueron Madrid, Santa Cruz, Tarija y actualmente alterna entre Buenos Aires y Cochabamba, precisamente en Buenos Aires, ha co conducido el programa radial “A Cierta Hora”.
Fue premiada en diversos concursos literarios: Segundo premio en el concurso Walter Paz Menéndez, Primer Premio departamental de cuento Comteco, con “Enigmas de esfinge”, finalista en el Concurso nacional de Cuento, Adela Zamudio y fue seleccionada y publicada por Ediciones Jota de  Potosí, para Colección de poesía en 2015, narrativa del Bicentenario en 2017 y en la  Antología  “Nuevos Rumbos de Tahiel. 
Entre sus obras publicadas  se encuentran: “Antítesis” “Hojas de Eva”, “In versos”, “Enigmas de esfinge y otros relatos”,  “El vuelo de la esfinge”, “Los vagidos del gato”...
La escritora Rossemarie Caballero en Cochabamba. Foto en su libro Antítesis, 1998
Agradezco a Rossemarie la gentileza de participar en este diálogo.

-  Estás de acuerdo en implementar  la educación poética en las escuelas, tanto argentinas como bolivianas...

Por supuesto que sí. La poesía en verso o en prosa es el símbolo del lenguaje trabajado, pensado, pulido; hacer poesía ayuda a descubrir percepciones y favorece el razonamiento. Alguna vez desarrollé un proyecto titulado “La poesía como herramienta para la comprensión de textos”, pues al crear o leer un poema se busca incentivar el ejercicio mental de razonamiento y el disfrute sensorial en la interpretación de la metáfora.

El proyecto de ustedes Educación Poética me resulta fundamental e importantísimo, por eso les felicito un montón y les agradezco su preocupación por mejorar la educación.

-Le realicé una entrevista al profesor Víctor Hugo Quintanilla Coro, quien  implementó precisamente en Bolivia su proyecto de radio lecturas, porque advirtió cierta crisis tanto en la educación escolar, como en la sociedad en la lectura de literatura de calidad. ¿Vos, docente que ejerciste en tu país natal, qué opinión tenés  al respecto?

Pues es increíble que haya escritores en un país que no tiene lectores, parece decir la ironía, y sí, lamentablemente en nuestras escuelas hay carencias en el hábito de lectura tanto en docentes como en estudiantes. Esto que te digo te parecerá osado, pero es real. Me desempeñé como profesora de Escuelas superiores de formación de maestros en diferentes ciudades de mi país y soy testigo de que a la mayoría de colegas y estudiantes no les gusta leer tampoco. Al respecto publiqué un artículo de investigación para intentar descifrar del porqué  los profesores no escriben artículos; después del estudio llegamos a la conclusión de que si no tienen práctica lectural se les hace difícil la organización de ideas para la escritura. A este reto me parece que le tienen miedo quienes no leen o no escriben.

Considero que el rol de la familia y de la escuela es fomentar la lectura, pero en estos tiempos difíciles, con tantas “revoluciones culturales” a favor de la epistemología que te quiere imponer el estado, siento que se habla mucho y sin fundamento, y se hace menos.

-Me encantaría nos expliques  en qué consiste y cómo surgió el proyecto de  “Escritoras contemporáneas”  y  las expectativas  a concretar en un  futuro cercano.

El Proyecto EC-B nació en 2016, cuando comencé mi residencia en Buenos Aires, con el propósito de rescatar y difundir la obra de escritoras bolivianas. El proyecto comprende dos fases: La primera, ejecutada con tres antologías: Escritoras Cochabambinas, 2018; escritoras Cruceñas, 2019; y Escritoras Contemporáneas Bolivianas; 2019. La segunda fase se encuentra en proceso de implementación con dos volúmenes: Antología de Ensayistas Bolivianas, y un blog de escritoras, previstos a corto y mediano plazo.

Las expectativas se centran en la difusión y valoración de este material bibliográfico en diversos ámbitos como bibliotecas y otros, a través de medios de comunicación y la web.

-La decisión de residir en Buenos Aires y alternar con Bolivia te dio la oportunidad de ser parte de un programa radial sobre Literatura y el rol de editora de textos.  

 -¿Cómo nacieron estas propuestas de trabajo?

 Tuve la fortuna de conocer destacados poetas y escritoras en la Capital bonaerense, en cafés literarios y por la redes. La escritora Patricia Bence Castilla del programa radial A cierta Hora me invitó a co conducir el segmento A puertas abiertas, que forma parte del conjunto, y me encantó compartir tiempo, amistad y literatura en ese circuito. A Cierta Hora es una magnífica propuesta radial sobre literatura argentina y universal. Mis constantes viajes impidieron mi continuidad, pero la locución para mí fue una maravillosa experiencia.

En cuanto a la edición de textos, me motivó el deseo de ayudar a escritoras y escritores a difundir sus escritos con el asesoramiento respectivo. De ahí que por la experiencia que adquirí en mis publicaciones y con el apoyo del Grupo Editorial Kipus, nacen las colecciones World Women Writers & World Young Writers, impulsadas desde mi Taller de Creación y Edición Literaria. Las mujeres y los noveles escritores pueden contar con nuestro trabajo para publicar y difundir sus libros.

-Tu obra literaria cuenta con novelas,  cuentos, poemas. ¿Cuál de estos  géneros literarios  tiene mayor significación en el momento de la escritura?

Todos. Los tres géneros tienen significación y dificultad al momento de la escritura. Y los tres exigen trabajo lingüístico y literario. Todos te arrancan la piel, por decir de alguna manera, porque escribir es ir desnudándose, aunque la literatura no necesariamente sea autobiográfica, pero el o la escritora se va develando en el discurrir de su creación. Crear poemas, personajes y situaciones en la literatura es transcribir la percepción del yo amplificado con experiencias personales o cercanas y aderezadas por la imaginación. Y todo ese proceso tiene su validez. Te hablo desde mi experiencia, desde cuando empecé escribiendo poesía, luego cuento; más adelante me animé a construir un par de novelas y ahora mismo tengo un romance narrativo y una nueva novela de próximo lanzamiento. 

-Respecto de autores en literatura y obras literarias ¿cuáles consideras de tu  preferencia?

Aprendimos a leer con los hombres y a escribir también, no lo podemos negar; desde la Odisea de Homero, y los clásicos de la literatura universal, pasando por las corrientes hasta el Boom latinoamericano. Pero las mujeres estamos acercándonos, aunque nos hubieran invisibilizado por siglos. Es largo de debatir y no corresponde entrar en ello ahora.  Desde hace años estoy interesada en la escritura de mujeres, me encanta el estilo de decir de las escritoras como Virginia Woolf, y las olas; Simone de Beauvoir, y La mujer rota;  Herta Muller, y El hombre es un gran faisán en el mundo;  mi favorita es la ganadora del premio Nobel 2004 Elfriede Jelinek, por su estilo agresivo y contundente al narrar en La pianista, y Los excluidos. 

En Argentina me acerqué a la poesía de Alejandra Pizarnik, Laura Yasán, Patricia Bence, Raquel Graciela Fernández, y la narrativa Último Tango en Malos Ayres, de Liliana Diaz Mindurry; y una novela cautivante La inocencia de Marina Yuszczuk (2017). En Bolivia subyuga El Occiso de María Virginia Estenssoro; es insoslayable la novela Hijo de Opa de Gaby Vallejo; las rupturas como Las camaleonas de Giovanna Rivero; Soundtrack de Camila Urioste; la poesía de Mónica Velázquez, Micaela Mendoza, María Luisa Rendón, Alejandra Barbery, Paola Senseve, Nelly Vázquez y muchas autoras como obras valorables.

No voy a nombrar a todos pero adoro la complejidad de Borges en El Aleph, y no pierdo de vista a El señor presidente de Miguel Angel Asturias; Rayuela de Julio Cortázar; Pedro Páramo de Juan Rulfo; El obsceno pájaro de la noche de José Donoso; La guerra del fin del mundo de Vargas Llosa; El evangelio según Jesucristo de José Saramago. La sombra del viento, de Carlos Zafón; La toma del manuscrito, de Sebastián Antezana; la poesía de Nicanor Parra,  Humberto Quino; la poética en Tránsitos y Persistencias, y narrativa de Claudio Simiz. 

-Dejo este espacio para que nos comuniques tus proyectos futuros.

Como dije, tengo un romance narrativo Los deliriros de Oniria y mi nueva novela Lilith en los infernos. Es probable que se presenten en la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra este julio 28 al 8 de agosto de 2021 en Bolivia. Y espero compartirlos también con ustedes en Argentina. Mil gracias por la entrevista. Saludos cordiales.

Gracias, Rossemarie Caballero
La escritora Rossemarie Caballero celebrando el primer año de la novela El Vuelo de la Esfinge, en 2010. Café París de Cochabamba – Bolivia.

Una reseña, Una entrevista y Una noticia: Rossemarie Caballero presente en la XXII Feria Internacional del Libro de Santa Cruz

¡Grande, mes de julio! ¡Bienvenido seas!

Agradecidísima, la escritora se siente mimada por amigas escritoras y por la Prensa nacional

  • Domingo 11 de julio, el Diario Opinión de Cochabamba publica la reseña de la escritoras Rosario Quiroga de Urquieta sobre a poesía de Rossemarie Caballero.

Palabra con idea y alma

Una reseña al poemario ‘Ni aguja ni reloj’, de la escritora Rossemarie Caballero, editado por Ediciones Ruinas Circulares en Argentina.

Rosario Quiroga de Urquieta 11 de julio de 2021 (00:00 h.)

Ruinas Circulares Bence Castilla

ACÁ EL ENLACE:

Palabra con idea y alma – Ramona – Opinión Bolivia (opinion.com.bo)

  • Lunes 12 de julio, el periódico Decano de la prensa nacional El Deber, publica la noticia de presentación de dos libros: la novela Lilith en los infiernos y el romance Los delirios de Oniria
EDICIÓN IMPRESA LITERATURA

Rossemarie Caballero presentará dos libros en la XXII Feria internacional del Libro de Santa Cruz

Se trata la novela Lilith en los infiernos y del romance narrativo Los delirios de Oniria.

EL DEBER 12/7/2021 07:30
Lilith en los infiernos, by David DíazArt from The USA
Oniria, by Rijad Jaldin, from Cochabamba- Bolivia

ACÁ EL ENLACE:

Rossemarie Caballero presentará dos libros en la XXII Feria internacional del Libro de Santa Cruz | EL DEBER

  • Lunes 12 de julio, Alegranza, hacia una educación poética, publica una entrevista que me hicieron sobre las posibilidades de la poesía y la literatura con la educación.

ALEGRANZA, esta puerta abierta… Desfilan aquí experiencias originales, desplegadas por gestores notables, de esta construcción en marcha que llamamos Educación Poética. Hoy: ROSSEMARIE CABALLERO, una de las voces femeninas más caracterizadas y multifacéticas de nuestra Latinoamérica.

ENTREVISTA A: ROSSEMARIE CABALLERO

Por María Antonia Sassi

ACÁ EL ENLACE:

Lilith en Los Infiernos

Nace en La PazBolivia

CON PRÓLOGO DE HAROLD KURT

Lilith en Los Infiernos, los rostros sombríos del eterno femenino

El eterno femenino está bosquejado en todas las páginas de esta obra, aunque Lilith como arquetipo sea la reina de esta narrativa que rompe convencionalismos. Y no podría ser de otra manera, Lilith, citada ya en la Epopeya de Gilgamesh, según la mitología es la madre de los demonios, un espíritu oscuro y peligroso de la sexualidad que no solo reina en los cuerpos y corazones de muchas mujeres, sino también de los hombres. (Fragmento)

Harold Kurt, escritor boliviano, ensayista y narrador.

PINTURA “LILITH”, DE DAVID DÍAZ ART FROM THE USA

Lilith, from DiazArt to Rossemarie Caballero´s book. All rigths reserved.

 David Díaz, artista plástico de Estados Unidos de Norte América, derechos reservados. Diseño exclusivo para Lilith en Los Infiernos de Rossemarie Caballero. Prohibido el plagio.

APRECIACIÓN DE DIRBI MAGGIO

Lilith en los infiernos, novela de Rossemarie Caballero

Lilith, figura mitológica de la Mesopotamia asiática, es hoy símbolo del femenino rebelde, libre (y, también, demoníaco, por oposición a la sumisión religiosa y genérica). Lil significa ‘viento’, ‘aire’ o ‘espítitu’: ese aliento etimológico atraviesa la novela de Rossemarie Caballero, en la que la mujer de todos los tiempos (especialmente los actuales) es presentada en todo su padecimiento, pero también en el esplendor de su fortaleza, resiliencia y solidaridad con sus congéneres. La novela pone de manifiesto un núcleo esencial e intocable de la naturaleza femenina, que se activa en algún momento y pone en marcha a la mujer sometida, maltratada u olvidada, que hasta entonces no tenía conciencia de su valor, o carecía de estímulo para defenderlo (Fragmento)

Adriana Dirbi Maggio, escritora argentina, poeta y tallerista.

CONTRATAPA DE ERNESTO LCF

Rossemarie Caballero recurre a Lilith, considerada la primera mujer, antes que Eva, según la mitología, y se muestra a momentos poética o con palabras crudas, cuando desnuda el alma femenina y halla/exhibe los claros y oscuros que implican su esencia a partir de la Creación. Por ello, no debe esperarse en esta novela el llano relato sobre quien es considerada un espíritu oscuro y peligroso de la sexualidad, sino la metáfora, que puede llegar a encarnar en los demonios que crea la persona para sí misma o que le imponen.      (Fragmento)                                                                                    Ernesto LCF, escritor boliviano, narrador y editor.

COMENTARIOS DE LECTORES

Gracias, Rossemarie, por jugarte con una novela donde ninguna inmoralidad fue callada, y que, sin embargo, como obra de mujer, trasunta empatía, ternura y esperanza.” A.D.M.

Adriana Dirbi Maggio

Hermosamente dolorosa” N.V.

Nelly Vázquez

 Es interesante la historia de la Gorda y Lola. Los pasajes del Plan Cóndor en Chile, Bolivia y Argentina y el martirio de Lola, están bien narrados. Te felicito. Es una novela interesante. Lilit es grandiosa. Un buen libro que puede ser un éxito. Feliz día, Rossemarie”. G.W.

G. W.
The author Rossemarie Caballero, novelist and poet from Bolivia, wrote the novel Lilith en Los Infiernos (2021) in Argentina from 2016 to 2020 while she lived in Buenos Aires. Nowadays she stays in Santa Cruz de la Sierra, Bolivia for a few months and will be present at the International Book Faire from Santa Cruz in august before she´ll comeback to Buenos Aires this year 2021.

La novela Lilith en Los Infiernos y el cuadro Lilith de David Diaz están protegidos en sus derechos de autor bajo Resolución Administrativa Número 1-291-D/2020

La dialéctica herida en la poética de Antonio “Soldado” Terán

El poeta cochabambino nos abrió las puertas de su casa y nos obsequió con algunos poemas de su libro A fugitivas sombras doy abrazos (2018)

Antonio, apodado Soldado, Terán, en su domicilio de Cochabamba, 2021
Insilio (1a p.) del libro A fugitivas sombras doy abrazos (2018)
Insilio (2a p.) del libro A fugitivas sombras doy abrazos (2018)

réquiem

no saciada la sed ni colmado el anhelo
la mirada no sonríe a la luz
sino a la inmóvil  palidez y  la locura

sobre mi corazón
su mano yerta es una flor sin alas
la estrella de sus pasos en el pozo sombrío
es el nombre de los huérfanos
la triste aureola de los que no han nacido
la herida de las manos comadronas
es el nombre de nadie
cuando un sol de violencia carmesí
hila una tumba gris
con los colores de la arcilla

a su martirio acuden el macilento día
y la consabida oscuridad de la tierra
el ángelus se enturbia
en el largo camino galopan los adioses

ella cabe ahora en la ceniza de otro cuerpo
los tigres de su sangre son tan solo un destello
en la memoria de una ostra

libre ya de sus líquenes traidores
de sus briosas crines de animal amoroso
se ha derrumbado en una lágrima

quién será su verdugo donde vaya
quién el látigo 
que macule el puro ser de su hermosura?

vano réquiem el poema
El poeta, una noche del pasado marzo en el umbral de su vivienda en condominio Bella Vista, que habita junto a su esposa Carmiña.
Agonía (1a p.) del libro A fugitivas sombras doy abrazos (2018)
Agonía (2a p.) del libro A fugitivas sombras doy abrazos (2018)

biografía

también aquí hay uno confinado en su aldea
que dibuja poemas sobre las piedras fúnebres
y sangra por las noches esa ardiente batalla

uno que ante la esfinge se ha negado a morir

y aunque las imágenes de mujer o de niño
no canten ya entre la niebla
ni sollozo alguno lo despierte en la noche
aunque las palabras con que ardía 
el incienso del amor hayan perdido
sus aromados lazos
mira la hoja al viento tan triste de la hoguera
José Antonio “Soldado” Terán Cabero (Cochabamba, 1932)
El poeta Antonio Terán con tres admiradoras, Las Tres Marías, escritoras cochabambinas, 2021

José Antonio Terán Cabero nació en Cochabamba, Bolivia en 1932

Es licenciado en Ciencias jurídicas, políticas y sociales por la Universidad Mayor de San Simón. Tiene varios trabajos de investigación en el campo urbanístico y en temas de la ciencia y técnica administrativas. Fue director de la Casa de la Cultura y asesor administrativo y Oficial Mayor de la Alcaldía y del Concejo municipal de Cochabamba.  El año2003 le fue otorgado el Premio Nacional de Poesía Yolanda Bedregal con el libro Boca abajo y murciélago

Poemarios

Puerto imposible (1963)

Negarse a morir (1979)

De aquel umbral sediento (1998)

Ahora que es entonces (1993)

Bajo el ala del sombrero (1989)

Boca abajo y murciélago (2003)

Poemas reunidos (2013)

A fugitivas sombras doy abrazos (2018)

A fugitivas sombras doy abrazos. Santa Cruz, 2018

La poesía primorosa de Adrianne Tardío

La poeta cochabambina borda con primor cada palabra de su libro Cajón de costurera

Rebecca

En el albor te trajeron las huestes de los mares
Candorosa, frágil y angélica tus mejillas bermellón.
Tornasola el torrente en tus venas, tras el epitelio claro de tu piel
                                                     -ángel mío-
Argenta el sol la urdimbre de tus cabellos,
Filamentos liados con briznas de  arijos dorados,
Que llevan en su entorno de violetas silvestres su aroma
Para ornar la palidez de tu rostro tan bello.
Mi amada, niña, mi ángel…

Anclaje

Esa luz que seduce a mi tristeza,
tenue, cálida se cuela en mi piel
pero no me importa,
ya no sabe a nada.

Me arrullo quejumbrosa
en algún nido de sombras,
en su frio me cobijo y huyo
de la vida que no se detiene.
¡Qué indolente circula por la ventana!
La dejo que me atisbe sin recelo.
La vida ya no es vida.

Me quedo, me sostengo
en esta resonancia de tristezas
con esta suma de antónimos,
en esta opacidad
y sujetando mis tobillos
la carlanga de la angustia
que me retiene, me ancla.
                  Me resisto.
                                   Me quedo.

La muerte cubrió abril

En Bolivia el mes de abril se llevó la vida de mujeres, víctimas de feminicidio, y otros

A manos de sus parejas, varias mujeres en distintas poblaciones de Bolivia encontraron un poco de amor pero tuvieron que pagarlo con sus propias vidas. Abril se vistió de luto.

Según informe el ministro de gobierno, en Bolivia cada 72 horas muere una mujer:

“La autoridad de Gobierno manifestó que el 63% de las víctimas tenían entre 20 y 30 años, aseguró que se está fortaleciendo el trabajo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, implantando un protocolo de levantamiento de cadáveres con enfoque de género con la colaboración de ONU mujeres.

Del Castillo manifestó que la sociedad aún es machista, patriarcal y esto hace que continúe la violencia, indicó también que para reducir estos índices se debe trabajar entre todos de manera unida para lograr un gran cambio en el país y en la sociedad en general.”

Recientemente una pareja de enamorados cayó desde el piso 12 de un edificio en Santa Cruz de la Sierra. Primero cayó ella, un minuto después se lanzó él. Ambos fallecieron por shock traumático y traumatismo toráxico y craneano. Pero también revelan que ambos tenían lesiones previas a su caída: golpes y arañazos.

Ella era una chica a quien conocimos por la pantalla de la televisión, en un programa juvenil de competencias, la sentimos muy especial, con la autoestima elevada, una voz imponente, ronca, y una figura esbelta. Él, un muchacho agraciado, algo tímido, pero musculoso. No destacaba tanto como la que llegó luego a ser su pareja. Ella era impositiva, su voz y su actitud intimidaban a sus contrincantes. Él parecía tranquilo y bastante cauto.

Dicen que él la soltó a propósito desde la ventana del edificio, pero ¿qué hacía ella allá? ¿Cómo llegó hasta ahí?

La joven, siendo sostenida por su pareja.

Se dice que ellos conformaban una pareja “tóxica”, se golpeaban y amenazaban, sentían celos uno del otro.

Testimonio de una testigo.

Una persona de nombre Kathia Arias, comenta como sigue: “no hay un antes de como ella llegó a esa situación, pero bueno queda la duda, esperemos que pronto se esclarezca el caso… y mucho no se puede hacer, porque ambos perdieron la vida, eso es lo triste…”. (Facebook, abril 28 de 2021)

A su vez, Paola Andrea en el mismo sitio de Facebook, dice: “El la sujeta para que no caiga, intenta subirla….No deberían juzgar sin saber…El tema más importante aquí es lo que está pasando en nuestra sociedad, en el mundo…Porque al fin los resultados son cosas como estas… “

Otra persona opinó que ambos murieron por berrinches, por inmaduros que no supieron manejar su relación.

Un mito griego cuenta que el joven “Narciso, a sus jóvenes 16 años, andaba por la vida sin otra preocupación que su propia belleza, esto le impedía poder apreciar la hermosura de todo lo que lo rodeaba, incluso de aquellos que de él se enamoraban. Narciso despreciaba a quienes se le acercaban atraídos por su hermosura.

“En cierta oportunidad, Narciso deambulaba por unos solitarios bosques, tratando de cazar ciervos, cuando una ninfa llamada Eco descubrió la presencia de Narciso. Eco era una ninfa que cierta vez hizo enojar a la diosa Hera y ésta en castigo la condenó a repetir las últimas palabras que oyera de quien la hablara. Cuando la ninfa vio a Narciso quedó prendada de su hermosura, pero se mantuvo oculta por temor a que el joven se burlara del castigo que portaba.

“Convencido, Narciso, que alguien lo observaba gritó “¿hay alguien aquí?” y la respuesta de la joven ninfa fue “aquí…aquí”, éste se sorprendió de la respuesta, pero insistió, diciendo “¡ven!”, la joven repitió esta palabra, pero inmediatamente después salió de entre los árboles, con los brazos abiertos, al encuentro de Narciso. Nuestro personaje, al verla acercarse, tuvo un nuevo acto de vanidad, que eran tan habituales en él y rechazó a la ninfa, que se alejó desconsolada. Cuenta el mito, que Eco nunca más salió del bosque y se quedó llorando su pena por el rechazo de Narciso y desde ese momento sólo se escucha su voz, repitiendo las últimas palabras de aquellos que cruzan por el bosque.

El rechazo de Narciso a la ninfa Eco provocó la ira de Némesis, la diosa de la venganza, y urdió un plan para que el vanidoso joven pagara por el dolor que había ocasionado. Mediante engaños, Némesis indujo a Narciso a acercarse a un arroyo. Cuando éste lo hizo, pudo ver su reflejo en el espejo del agua y quedó perdidamente enamorado de la imagen que el agua le devolvía. Narciso no podía dejar de admirar su propia belleza y pasaba los días observando su imagen reflejada en el agua. Cada día que pasaba, Narciso se desesperaba por no poder ser correspondido por su propia imagen, hasta que, consumido por la frustración, el joven Narciso terminó quitándose la vida, arrojándose al agua. Allí donde quedó el cuerpo inerte del joven”. El Mito de Narciso | Leyenda y mitología griega (mitosyleyendas.net)

Ella
Él

Si analizamos someramente las características de los jóvenes, se trata de una pareja narcisista, cada cual idolatrando su apariencia desde la cámara del celular; cada uno por su lado busca resaltar en el mundo del modelaje; cada uno proviene de familias populares; sin muchos recursos económicos; cada de uno de ellos ha tenido que renunciar a algo y luchar por conseguir esa apariencia, la que defendieron con uñas y dientes. Ninguno vio en el otro, solo se miraban a sí mismos. El narcisismo es una patología de trastorno mental con respecto a sí mismo, probablemente debido a la falta de comunicación en la infancia.

Ella era modelo de ropa femenina y personal training, además de estudiante universitaria; y él era modelo y bailarín en un club nocturno, también estudiante; ella era oriunda de Guayaramerín, poblado del Beni; vivía con sus padres y hermanos; tenía su hogar cerca; él era de Mairana, un pequeño pueblo de Santa Cruz; no vivía con sus padres, solo, quizá. Y se entregaron al mundo virtual mostrándose triunfantes, hermosos, felices. Aparentando. Su tierra natal no les ofrecía opciones para progresar, por lo que tuvieron que emigrar a la gran ciudad. Una ciudad que devora a los solitarios, una ciudad que exige mucho circulante a los modelos para comprar ropa de marca y enfrentarse al progreso, una ciudad de apariencia física y actitudes patriarcales; allá Narciso ni Narcisa pudieron sobrevivir.

Y en esa lucha de egos cada cual pretendía imponerse al otro, y se golpeaban, él con el puño y sus celos, ella con las uñas, los celos y las palabras. Pero querían unirse en matrimonio. Al menos ella preparaba su lista de invitados y comentaba con sus amigas que se casarían el 11 de mayo próximo porque supuestamente se amaban.

Pero la fatalidad los apabulló. Ella fue a buscarlo a su departamento, no se sabe por qué pelearon, ella le amenazó con denunciarlo, le insultó por chat, pero fue a buscar sus lentes, ingresó al departamento del novio cerca de la medianoche. La policía informa que luego de cinco horas ella ingresó al departamento. ¿Qué hizo esas 5 horas fuera? ¿Por que no se fue a su casa? Por qué no pidió ayuda? ¿Por qué no fue a denunciar el hecho?

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) presentó el jueves un informe en el que se señala que “hubo violencia física” en contra de Sarah antes de su muerte por lo que todo apunta a que se trata de un caso de feminicidio. Pero no dice nada del chantaje a suicidarse y los rasguños al que Narciso era sometido.
“Este es un caso bastante especial por la propia naturaleza y elementos que se van conociendo hasta el momento. Lo que se sabe es que la tipificación de feminicidio vendría de los antecedentes entre ellos, que había una relación amorosa y dentro de esa relación habían algunos indicios de violencia, eso es lo que tipifica y podría configurarse como un feminicidio”, señala Herrera en entrevista con Unitel.
​El jurista asegura que en este caso no ve que haya posibilidades de hacer un resarcimiento civil de los daños. “En el supuesto de que el joven tuviera bienes pasarían en favor del heredero de (Sarah), los familiares podrían demandar, pero creo que este no es el caso. Creo que no tienen bienes por lo que creo se debe cerrar acá”.
Se lee que ella chantajeaba con suicidarse. Era cerca de medianoche del lunes. La tragedia sucedió la mañana del martes 27 de abril.

Este hecho nos muestra la fragilidad de la vida en manos de quienes no la valoran. Se tiran de los pelos y agreden. En el caso de los femicidas, imponen su fuerza contra sus compañeras y madres de su descendencia. Las asesinan y huyen. Los abusadores y depredadores de niños les marcan la vida o los matan. ¡Basta!

Después del sepelio, la madre de la joven declaró: “Estoy feliz. Ella tomó la mejor decisión. Es un ángel que me cuida desde arriba, acá era como mi madre”. ¡Impresionante la felicidad por tamaña decisión que su hija tomó! A su turno, el padre del joven declaró: “Que digan lo que quieran, nadie me va a devolver a mi hijo, ya está muerto”. Dolor y espanto escondido en cada una de las familias y los seres queridos dejan esta pareja emblemática de las redes sociales. Vivir para el “qué dirán” es más duro que vivir para uno mismo.

Lo espeluznante del caso, aparte de la pérdida trágica de las mujeres y los dos jóvenes, es que ni la policía ni el gobierno asumen medidas de resguardo de la vida humana. Tampoco proponen medidas de seguridad en las viviendas ni en los condominios. Veamos, el lugar desde donde cayeron los novios es un condominio de demasiados pisos, ellos cayeron del piso 12, pero en el video se ve que apenas están a la mitad del edificio, lo cual nos indica que este probablemente tenga arriba de 20 pisos; un edificio que no ofrece seguridad para sus ocupantes, apenas una cortina de tela y vidrios cubrían el marco de la ventana, no tiene rejas de protección; es decir, cualquiera puede caer voluntaria o involuntariamente desde esa altura. Y las autoridades no planifican nada. Permiten la construcción de selvas de cemento sin resguardo ni responsabilidad.

Edificio donde sucedió la tragedia. Se distingue a Dagner sentado en la ventana, al borde del vacío después de que Sarah cayera al piso.

Que En Paz Descansen las Almas+++

Abril de 2021

Mi escritura, ese sabor a mujer

Desde Cochabamba-Bolivia, la Editorial Kipus acaba de lanzar el libro Deslumbramiento, 46 narradores bolivianos hablan de su escritura (2021). La fortuna hizo que mi persona participara como una de las narradoras del espectro nacional.

Deslumbramiento es una exploración en las profundas cavidades del escritor que olvidó o guardó emociones ante las propias palabras escritas en el dolor, por el amor, con la soledad, entre las lágrimas, sobre la almohada, tras de los cristales de las ventanas, ante la muerte. En fin, cada escritor ha vibrado a su manera al descubrir la escritura”. (Deslumbramiento, 8:2021), son las palabras de la Responsable de la publicación, la escritora Gaby Vallejo Canedo.

Cuando fui invitada a participar del CICLO DE NARRATIVA BOLIVIANA CONTEMPORÁNEA, que se realizó virtualmente durante el 2020, desconocía que cada escritor debía aportar un texto respecto al porqué de su escritura. Me encantó la idea, y comencé a pensármelo. Lo terminé y se lo mandé al mail de la compiladora, con cierto temor, con cierta incertidumbre, a ver qué me decían, qué tal estaban los párrafos. Silencio. Nadie dijo nada y nadie sabía lo que se venía. Tampoco sabía si mi texto se incluiría en el Gran libro del Ciclo de Narrativa Boliviana. Tampoco conocíamos el título que llevaría y quiénes participarían. Un total misterio que debía ser guardado hasta que el libro se publicara, y salió hace unos días. Se titula Deslumbramiento. ¡Wow, qué título! y mi texto está inserto ahí, ¡doble albricias!

Tapa de la compilación Deslumbramiento (Varios autores, abril, 2021), publicado bajo el sello del Grupo Editorial Kipus.

Al escribir mi texto sentí brotar una especie de confesión, un desnudarse en el río. Elay! Esto es lo que me surgió:

Mi escritura, ese sabor a mujer*

Comencé a escribir por necesidad. La necesidad de descifrarme, reconocerme, pensarme como mujer sintiente. Sabemos que la literatura es una fuente poderosa que nos lleva a explorar las palabras, el significado, el origen, las implicaturas, las variantes, los enigmas, hasta la “cortedad” del mensaje si en el mejor de los casos no dice todo lo que el pensante quiere; y la escritura además de arma es un arte. Fuera del arte el mundo es cotidiano, quizá incluso cargado de hastío. El arte es creer. Yo creí que escribir me haría bien, y me hizo, de alguna manera,  provocando, contando, incluso bramando si quieres, en cada poema o relato.

La literatura es cataclismo. Si no mueves lo establecido no es literatura que valga la pena. Ahí me di cuenta que mi literatura, al inicio, buscó decir algo, con palabras huecas, dolientes, solitarias… pero el tiempo las fue acomodando. Y surgió otra energía, una combinación intensa de palabras que me hizo más fuerte. Una combinación que debió ser inédita, hasta cierto punto original, si se puede llamar original a algo, pues creo que alguien escribió o dijo antes de  manera similar –en mayor o menor grado- lo que intentamos decir en cada texto. “Voz propia”, le llama Patricia Bence Castilla, “rupturista”, agrega. Y me gusta que me asigne el rol de rupturista. Pero falta. Siempre falta, y en la búsqueda está la alegría de seguir escribiendo. Hasta encontrar ese algo que cada escritor/ escritora sabe que busca, a  veces lo logra, otras no.

Cuando Elena Ferrufino Coqueuniot mencionó que mi Enigmas de la Esfinge colmaba la expectativa de ese lenguaje, esa subjetividad otra que Kristeva o Cixous alegaban refiriéndose al lenguaje de mujer, comprendí el sabor que tienen las palabras de la literatura escrita por mujeres, y aquí me encanta husmear.

“2302 1 P4R

Acabo de reencontrarme, de reconocerme, en su espejo, en su agua, Narciso, en su fuente. Soy, tal vez la griega, pero soy más, soy multitud. Me habitan extraños seres que se disputan el derecho de decidir mi suerte en la partida interminable del ajedrez que empezó en aquel preciso instante que escuché su voz y miré su imponente figura. Parecía usted un príncipe, aunque sin capa azul y sin caballo blanco. Ardientes destellos nacidos en los cristales de las ventanas rebrillaban y se apagaban en los pastos verdes de mis sueños”. (Fragmento, Enigmas de la Esfinge, 2007)

(*Documento incluido en el libro Deslumbramiento, 46 narradores bolivianos hablan de su escritura, 97:2021)

La autora Rossemarie Caballero mostrando el libro Deslumbramiento (2021) desde Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

El último párrafo citado en el texto, se encuentra en el libro Enigmas de la esfinge (2007) y el penúltimo, en la contratapa del mismo, como síntesis de la valoración de Elena Ferrufino – Coqueuniot en ciudad Cochabamba de 2007.https://rosemariecaballero.com/enigmas-de-la-esfinge/

¡Gracias por Seguirme!

World Women Writers

La colección editorial que difunde la literatura escrita por mujeres desde Bolivia al mundo

El Taller de Creación y Edición Literaria en coedición con el Grupo Editorial Kipus

presenta un nuevo trabajo de literatura escrita por mujeres para el mundo, en la colección WWW (World Women Writers). Se trata del libro La Pluma Mágica, de la autora española Montserrat Navarro Hernández, que se lanzará virtualmente por Facebook el día miércoles 14 de octubre de 2020 a horas 14.00 en Bolivia y 20.00 en España.

https://www.facebook.com/events/2645811275738901

Cuadro de portada: Lilian Carvajal

Les compartimos el índice de la singular novela infantojuvenil, dirigida a niños, jóvenes y adolescentes:

Un mundo mágico para leer, por Luz María Achá

Capítulo 1

¿Qué le pasa a esta paloma?

Capítulo 2

¡Esto es magia!

Capítulo 3

Elena en el paraíso

Capítulo 4

Las pesadillas de Pablo

Capítulo 5

¡No somos mendigos!

Capítulo 6

Un día de campo

Capítulo 7

Los tres guardianes

Capítulo 8

Y apareció el circo

Capítulo 9

Llegó la sorpresa de Marlín

Capítulo 10

El bosque se quema

Capítulo 11

Todos ayudaron

Capítulo 12

La magia los envolvió

Capítulo 13

¡Quién es ella!

Capítulo 14

La NASA mandó fotos riority69 \lsdl

La Pluma Mágica es la segunda publicación de la colección, siendo el primer volumen Un Collar para Beatrice, presentado el 12 de septiembre de este año. Ambos libros coincidieron en puertas debido a la pandemia del coronavirus, pues se tenía planeado presentar el primero a inicios de la gestión. La triple doble V es una colección sin fines de lucro, que apoya a las escritoras que deseen publicar su libro y las asesora en todos los detalles. En 2021 espera presentar su tercer libro nacido en Bolivia hacia los destinos del orbe.

Montserrat Navarro Hernández, 1957

La autora Montserrat Navarro nació en Vilassar de Dalt, un pequeño pueblo de montaña en Barcelona, a 3 kilómetros del mar, con hermosas vistas y un castillo. En 2015 publicó por Amazon Entre el espíritu y la mujer. La Pluma Mágica (2020) es su segundo libro.

*Rossemarie Caballero Vega, directora de la edición, es autora boliviana con estudios de maestría en Educación sociocomunitaria y Didáctica para la enseñanza de lenguas. Profesora de literatura y lengua; comunicadora y escritora con más de 15 libros publicados. Gestó y dirige el Proyecto EC-B que difunde la literatura escrita por mujeres en antologías y redes sociales.

Lilith en los infiernos, novela

El diario Página Siete de La Paz- Bolivia ha publicado este texto escrito por el ensayista Harold Kurt

Reseña

Los rostros sombríos del eterno femenino

Lilith en los infiernos es una novela con profundas significaciones. Impactante y controversial, entreteje otros sentidos que podrán descubrir y entender.

Harold Kurt
Escritor y ensayista

Lilith: Pintura original de David Diaz.Art
LetraSiete jueves, 27 de agosto de 2020

Terminaba la primera década de este siglo. Algunas obras de autores nacionales que recién publicaban y otras que ya tenían trayectoria, me permitían constatar aquello que Edmundo Paz Soldán escribía en un artículo, que las fronteras de los recursos literarios se ampliaban. Estaba en crecimiento un fenómeno que desde mi punto de vista era positivo, las nuevas propuestas literarias se alejaban de la tradición. Había leído a los clásicos nacionales e intuía la postrimería de la literatura costumbrista, indigenista, social, tradicionalista, comprometida con los conflictos sociales y políticos. Sabía poco de los nuevos autores que surgían y que promovían este nuevo tipo de literatura nacional, así que decidí investigar.

En ese entorno conocí a varios escritores, muchos ganaron premios y otros ahora son bastante conocidos, además descubrí, con grata sorpresa, una creciente aparición de escritoras que ganaban terreno en los ámbitos literarios. Entre las escritoras que fui descubriendo, leía con especial interés los comentarios de una autora cuya vena y nervio se diferenciaba de los demás. 

En ese temprano acercamiento me hice de una de sus obras (Hojas de Eva, 2004). Como asiduo lector de poesía, había acostumbrado mi oído y mi sensibilidad a la sonoridad de los versos, al ritmo, la evocación, la rima; y cuando leí los poemas de Rossemarie Caballero mi afición hacia su poesía y, más tarde, hacia su prosa, había comenzado.

No podía imaginar los acontecimientos inesperados que me otorgaría el destino, años después conocí a la escritora y hoy me toca el honor de escribir este prólogo. Lilith en los infiernos es una novela con profundas significaciones. De lectura impactante y controversial, cuenta la historia de manera tal que el lector podría imaginar que la narradora está a su lado contándosela. 

Pero no nos conformemos con la trama, histórica en partes, porque entreteje otros sentidos que podrán descubrir y entender. Para comprender mejor esta obra podríamos recordar la teoría del iceberg de Hemingway, que al igual que esas masas de hielo que ocultan la mayor parte de su cuerpo helado bajo el agua, hay en esta novela algo más profundo de lo que a simple vista se observa en su superficie.

Descubrimos dos lecturas. La primera casi literal, donde se desplaza la mirada por historias de personajes comunes y extraños, tramas entretenidas que contrastan con escenas impactantes y angustiosas. 

La segunda: un trasfondo oculto con un velo simbólico, que solo se aprecia con una lectura más profunda. Se pone de manifiesto los vicios cotidianos tapados por la doble moral de la sociedad que oculta o al menos intenta mantener en la clandestinidad. No se queda corta al mostrar con profunda y devastadora realidad aquellas verdades que ensombrecen el alma humana.

No se podría comprender esta segunda lectura sin percatarnos sobre las metáforas o enunciados simbólicos que la ilustran. El imago dei se muestra aquí como la creación intencional de la antítesis divina:

“Dicen que en los primeros momentos de la Creación, un día gris en la lejana estepa del universo a imagen y semejanza del Padre, con barro fue creado el primogénito. Como no era bueno que estuviera solo, en lugar de polvo puro, con una mezcla de excremento y sedimentos fue formada su compañera Lilith, la primera mujer”.

Aparece el carácter soterrado del eterno femenino. Reunamos los nombres de las protagonistas: La, Le, Li, Lo, Lu. La mayoría son mujeres. Pero una mirada atenta nos mostrará que todas ellas no son sino una sola: la amante, madre, niña, virginal, amiga, seductora, bruja, femme fatale, diosa, sirena, fea, bella, en síntesis: la fémina. El eterno femenino está bosquejado en todas las páginas de esta obra, aunque Lilith como arquetipo sea la reina de esta narrativa que rompe convencionalismos. Y no podría ser de otra manera, Lilith, citada ya en la Epopeya de Gilgamesh, según la mitología, es la madre de los demonios, un espíritu oscuro y peligroso de la sexualidad que no solo reina en los cuerpos y corazones de muchas mujeres, sino también de los hombres.

Así lo atestigua la lectura de las páginas de esta novela. Pero también está Eva, la antítesis o el complemento divino. Así fue creado nuestro mundo con luz y sombras, al igual que ambas caras del eterno femenino y que pueblos antiguos también describieron en sus mitologías. 

Recordemos a la diosa Kali, diosa de creación y muerte; o la diosa babilónica Ishtar. La novela nos enfrenta a la necesidad de comprender y conciliar ambas fuerzas. En la literatura muchos escritores dejaron entrever la idea de la redención por mediación de una mujer, Isis en el Asno de oro de Apuleyo, o la bella Kamala del Siddhartha de Hermann Hesse. No en vano decía Goethe, al final de su Fausto, que el eterno femenino nos encumbra. No es, por tanto, extraño que también encontremos nombres bíblicos, María, Eva, José o el profeta Oseas; que participan en escenas de luz y oscuridad. 

Estamos ante una novela llena de simbolismos, desde sus treinta y tres capítulos que representan la edad de Cristo, hasta el censurado que describe la esencia de Lilith. Dejo al lector descubrir sus otros significados.

Lilith está reflejada no solo en cada personaje, sino en las distintas escenas que dibujan el dolor, el sufrimiento, el escape erótico, la ternura y el amor que se desliza entre la piel y el barro. Decía Thomas Carlyle que “El universo no es sino un vasto símbolo de Dios” y dentro de este vientre infinito podemos encontrar más y más símbolos para grandes y pequeñas cosas. 

Lilith no solo nos muestra la luz y la oscuridad del alma femenina, sino, sin lugar a dudas, el alma humana actual. De entre las múltiples obras de Rossemarie Caballero Vega, creo que esta última, en particular, concreta el estilo de la autora. Es inconfundible su madurez y capacidad literaria, no exenta de una técnica moderna y narrativa clara y comprometida.

Rossemarie Caballero Vega es una novelista y poeta boliviana. Docente de Literatura, Educación y Lenguas. Viajó a Madrid con una beca sobre Investigación y Literatura. Autora de artículos, ensayos y más de una docena de libros. Desde 2016 publica también en Buenos Aires, donde su literatura tiene buena crítica. Gestora y directora del Proyecto EC-B que rescata la escritura de mujeres bolivianas en antologías y redes sociales.
 

https://www.paginasiete.bo/letrasiete/2020/8/27/los-rostros-sombrios-del-eterno-femenino-265868.html?fbclid=IwAR3w227WJ7S_kQMXbCdLmysreNoEVldWA1xRz18OTJu3t_YwYOmj957tR1o

*

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes