Hilo con Hilo, mi libro dado en adopción

HILO CON HILO

PASARON 7 AÑOS Y LO EXTRAÑO.

HILO CON HILO fue escrito en lánguidas frases, apenas suspiros, para llevarse el viento de Ouerense,allá en el envés de la luna, lejos. Lo recuerdo y por ello lo rescato, es un librito que tiene depósito legal,por tanto, es legal y es mi hijo. Es como un hijo dado en adopción, que busca a su madre. Y heme aquí, que lo rescato en palabras tejidas con hilos de tiempos que se fueron, pero quedaron selladas en él.

He aquí algunos de los poemas de Hilo con hilo:
Rossemarie Caballero

HILO CON HILO
1.
en un principio
fue la palabra,
al final, el silencio.

12.
suena
vacía
sumisa
altísima
lejana
ajena
profana
pagana
la palabra.

13.
¿acaso
el sol
en el ocaso
la luz?

14.
atrápala
atrápala
gritábanle al sol
mirando la luna. 19.
puso sobre sus hombros
el hombre su empresa,
ambos cayeron
al universo.

27.
santo el hombre
rezaba en las noches
su mujer lloraba.

38
vuela
le pedían
¡vuela!
se lanzó
frágil
al misterio.

40.
veíase
sola
ante el espejo
no vio su rostro,
solo una herida.

41.
lamió
de pronto
sus agonías
supo
que la vida
dolía.

43.
acaso tú?
acaso yo?
el silencio.

45.
historias de mujeres
todas iguales,
en cada verso
nos reencontramos.

46.
dormí
me levanté
huí.

48.
una mano
cambia
su calor
como los barcos
de ruta
ante el fragor.

49.
ser yo misma
ser tú mismo
ser nosotros,
utopía.

50.
tu sonrisa
mi sonrisa
hipocresía.

52.
por las afueras
basura
por los adentros
soledad,
la ciudad.

53.
acaso una nube
tapó la ciudad?
es un negro incendio
sus casas cuidad.

54.
herrabunda
husmea
entre los húmedos huesos
y el humo de los henos.

ROSSEMARIE CABALLERO

Escritora, poeta y novelista, nació en Cochabamba, Bolivia el 30 de noviembre de 1961. Comunicadora en A cierta hora, ciclo A puertas abiertas. Ha publicado Antítesis y Hojas de Eva (Poesía), In versos (Antipoesía), Enigmas de la esfinge y otros relatos, El vuelo de la esfinge (Novela) y Los vagidos del gato (Cuentos), Hilo con hilo (poesia ), Mujer que no fuma (cuentos), Los espejos de Fabia (novela), Rollo de papel (poesía), Obsesiones (cuentos).

Figura en varias antologías nacionales e internacionales, entre ellas En el envés de la luna, de Ourense.

Anuncios

Presentación de libros del autor Ernesto Díaz Rodríguez

La tarde del martes 24 de julio de 2018 a hs.18.00 se presentó el autor Ernesto Díaz Rodriguez con sus libros La campana del alba y Los rehenes de Castro.Los comentarios estuvieron a cargo del Presidente del Pen de Escritores cubanos en el exilio, José Albertini; la escritora boliviana radicada en Buenos Aires, Rossemarie Caballero,y la lectora Micaela Hierro Dori.
LaCampanaDelAlba_(3D-COVER)
El evento fue organizado por Centro para la Apetura y el Desarrollo de América Latina CADAL.
Eresto
eresto2
Los asistentes al acto escucharon atentamente los comentarios y las palabras del autor referidas a su producción poética en prisión durante los 22 años de cárcel que estuvo encerrado en cáceles de Cuba por la inclaudicable misión personal de defender la libertad del pueblo cubano.
eresto3
Sobre La campana del alba de Ernesto Díaz Rodríguez
Por Rossemarie Caballero
El segundo poemario de Díaz Rodríguez publicado desde la prisión fue La Campana del Alba, edición bilingüe, en Madrid, España: Editorial Playor, 1984. 2da. Edición: Editorial Sibi, Miami, 1986. Se trata de un libro de poemas dedicado a los niños, donde el poeta encarcelado refleja la angustia de la separación de sus tres hijos, creciendo en la orfandad del exilio lejos, muy lejos de su padre. Este libro fue publicado con el apoyo de diversas organizaciones de derechos humanos en los Estados Unidos y Europa, como la organización humanitaria “Of Human Rights”, de Washington DC; el Comité pro Derechos Humanos de Cuba (Madrid, España); Valladares Kommitten (Saltsjobaden, Suecia), y la Komitte für die menschenrechte en Kuba, (Basel, Suiza). La presente es la quinta edición y va en español con dibujos de color al interior.
En palabras del autor “La campana del alba es un libro sin fecha. Nació de un huevo de paloma, por esos inevitables caprichos del destino, en una islita tan pequeña que ni siquiera tuvo nombre…”
DICE ZOE VALDEZ sobre el poemario La campana del alba que fue “Escrito en papeles diminutos, doblados hasta el infinito, en letricas tan pequeñas que apenas se puede leer lo escrito, por temor a que les decomisen los recuerdos y sentimientos plasmados en los versos, así es la poesía que escriben los reos en las cárceles castristas”.
Por su parte, el escritor y poeta Ángel Cuadra en un magistral prólogo de 28 páginas y media, que ustedes encontrarán en este libro, dice:
“Me atrevo a afirmar que en la poesía infantil de este siglo en nuestro país no ha habido un poemario para niños de tanta calidad y coherencia ni tan ajustado a sus destinatarios. Su autor, Ernesto Díaz Rodríguez pasó su niñez y los primeros días de su juventud junto al mar, en la zona playera y pesquera de Cojímar, al noreste de La Habana. Allí fue pescador. Y acaso el mar abierto, el mar profundo, el mar misterioso y fascinante le dio esa diáfana visión de las cosas, esa serenidad en el gesto y el acto, esa imaginería para engendrar mundos, ese sentido del destino y, sobre todo, ese su Amor a la libertad”.

Coincido plenamente con los conceptos, porque cuando comienzas a leer la poesía de Ernesto no puedes dejar de sentir ese manto de ternura a la que hace referencia Angel Cuadra, como un rosal que te abraza, porque cada poema es un canto al recuerdo de la infancia. Cuando leo los poemas me da la impresión de que estoy retornando a mí niñez y me siento parte del juego de rondas, pero no de la ronda del guardia de la prisión que señala Angel Cuadra en el prólogo. Es el disfrute la ronda infantil, con rima interna, el lenguaje cercano a la magia de lo intocable, lo invisible pero sensible, porque cala los perfiles del corazón, de la sensación de estremecimiento de aquella época dorada.
En este poemario están fundidos sentimientos de dolor, agradecimiento, ternura, es un reponerse al dolor, es un grito delicado y largo como un eco en las montañas. Leerlo es penetrar en el mundo del poeta en su vehículo simbólico, como el poema La abeja reina, pg. 43, y El gallo y el caracol de p. 44, simbolizando a su Cuba y la represión.
Angel Cuadra ha escrito el ensayo de 28 páginas, ¿y lo ha escrito también en prisión? Pues, sí. Y el crítico pregunta en qué tendencia se sitúa la poesía de Ernesto, si clásica, romántica o simbolista, yo diría simbolista, modernista, preciosista, con un lenguaje cercano al modernista, ritmo y rima interna, un lenguaje enriquecido con léxico del mar, caracola,nácar, peces, y otros; en combinación de palabras logra imágenes bien elaboradas.
Pero a la vez de mágico, el mensaje subyacente de algunos poemas es triste y dramático: “Venid a jugar conmigo en este bosque de rejas niños de los pueblos”, p.59, es un poema lacerante, testigo del sufrimiento del poeta en un lugar que aprisiona su cuerpo pero no su espíritu.La campana del alba, un canto a la esperanza, y quedan en la memoria del lector, el calor y la dulzura como si toda la energía de la tierra se hubiera impregnado en la esencia de Ernesto, y hubiera echado raíces inagotables de ternura que nos abrazan señalando el camino a la libertad.
EL-PEQUEÑUELO
P.30
LE PETIT

Si un enfant te demande
De lui raconter
Ce qu’est la vie
D’un prisonnier.
Dis-lui d’abord
Qu’il y a d’autres choses
Beaucoup plus belles,
Comme les fleurs
Quand se pare
De mille couleurs
La primevère.
Montre-lui le ciel,
Le papillon
Et la mouette…
La robe blanche
De son plumage
Sur les vagues.
Si le petit pleure,
S’il a besoin ensuite
Que tu lui racontes
Ce qu’est la vie
D’un prisonnier…
Dis-lui qu’il y a des choses
Encore plus belles :
La rose blanche,
La blanche étoile
Les couleurs
De son panache.
Si un petit te demande
De lui raconter
Ce qu’est la vie
D’un prisonnier.
Chante lui un couplet,
Invente un jeu…!
Mais ne dis pas
A un petit
Ce qu’est la vie
D’un prisonnier.

LA FUENTE DE GIRALUNA
La luna gira que gira
en el fondo de la fuente.
Es su vals de caracolas,
y mil guitarras la tejen
lanzando a los cuatro vientos
sus serpentinas de nieve.
Los cortinajes de lirio
son algodones que hieren
la pupila de la noche;
pero la noche no quiere
perderse esa hermosa fiesta
de Giraluna en la fuente.
El vino de uvita blanca
ya corre por las paredes.
En un caracol de escarcha
están bebiendo los peces,
y beben los calamares
en ocho copas de leche.
Ya recogen las guitarras
sus serpentinas de nieve,
y la noche cede al párpado
que va tejiendo las redes
para envolverla en su seno
lentamente… lentamente.
Y cuando abre la Giraluna
la ventanita del este,
en su gárrula la garganta
la fuente un tesoro tiene:
una concha blanca blanca
donde la lunita duerme.
YO QUIERO HACER UNA FUENTE
Yo quiero hacer una fuente
en el patio de mi casa
para que vengan los niños
a jugar cada mañana.
Y quiero sembrar un árbol
que abra al sol sus verdes ramas
y acaricie con su sombra
todo el patio de mi casa.
Para que vengan los niños
a jugar cada mañana
y le den con sus manitas
a beber el agua clara.

Gracias. Buenos Aires, Julio, 2018

El vuelo de la esfinge, nueva edición

Que leo Hoy❓📚
#LibroNuevo #SugerenciaDeLectura
#Novedad

Título: EL VUELO DE LA ESFINGE
Autora: Rossemarie Caballero
Editorial: Grupo Editorial Kipus

Sinopsis:

“En esta novela el personaje femenino realiza el viaje edípico, se rebela contra el destino doméstico que la sociedad ha asignado a la mujer, travesía que culmina con la comprensión y compenetración entre madre e hija, meta que, sin embargo, no la faculta para desentrañar su relación con el hombre.

Analógicamente compara al hombre y la mujer con los libros del génesis y éxodo, textos diferentes aunque partes de un todo, “con distintas historias y distintos mandamientos, y distintas lágrimas y cantos” razón por lo cual concluye que “El amor es olvido”. La única posibilidad de comunicación radica en los breves minutos de la unión sexual, en aquellos instantes en los que ella le dice que se siente “Adorada, idolatrada por tus manos y tu voz, incrustada en tu piel, hecha carne de una sola carne”. Estos encuentros fugaces constituyen el material de leyendas y epopeyas, comunión transitoria que precede a la nueva partida del varón”. (Diccionario crítico de novelistas bolivianas,2103.Willy Munoz).
EN LAS LIBRERÍAS KIPUS DE BOLIVIA.

cotratapaesfige

Tengo tu cuento

Un cuento a la medida. “Pedís un cuento, tenés el cuento”, o como a manera de profundizar en la anécdota, un autor boliviano le pide a Rossemarie enviar un cuento para una antología y ella decide escribirlo, inspirada de cierta manera por el temperamento del peticionante. El escrito nació en 2016 (año en que la autora participaba de un taller de Literatura con la talentosa Liliana Díaz Mindurry en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires)para ser parte de una antología de cuentos en Bolivia, pero no logró ser acabado en su forma definitiva hasta finales de 2017, como la antología ya fue lanzada, ella decide enviarlo al concurso de Tahiel Ediciones de Argentina. Afortunadamente fue seleccionado y ahora conforma la Antología de Narrativa 2018 de esta editorial.

Es más, Tengo tu cuento inicia junto a otros nueve cuentos de la autora un libro de bolsillo a ser publicado por la editorial de Ruinas Circulares Bence Castilla de Buenos Aires, como parte de obras selectas, siendo la narrativa de Rossemarie Caballero la primera de una autora boliviana en haber sido seleccionada en este prestigioso sello Editorial bonaerense. Aquí compartimos un fragmento del mismo y el comentario valorativo del profesor y escritor argentino Claudio Simiz:

“La escritura de Rossemarie Caballero conjuga como pocas las claves de esta líquida, impenetrable cultura contemporánea. Punto de vista fluctuante, polifonía exasperante, una urgente, demandante mirada de género, y la violencia, verbal, física, simbólica, pero siempre insoslayable…
“El mundo infantil amenazado, el miedo, la culpa, la cómplice ambigüedad de la memoria articulan este breve y apasionante texto, muy representativo de su prestigiosa autora. Acaso este universo discursivo, en su compleja intensidad, sea uno de los posibles modos de enunciar lo humano en estos tiempos revueltos, y Caballero lo construye con seductora originalidad, sin dudas”.

Claudio Simiz

ROSSEMARIE CABALLERO CONCURSÓ CON EL RELATO “TENGO TU CUENTO” Y FUE SELECCIONADA PARA ANTOLOGÍA DE NARRATIVA EN ARGENTINA

Tenemos el agrado de anunciar los seleccionados de la “Antología Narrativa y Poesía de TAHIEL ediciones 2018”. La convocatoria ha superado las expectativas, con cual estamos estamos más que contentos y agradecidos a quienes se han interesado en esta propuesta.
Ahora sí podemos nombrar y agradecer a los jurados de escritores que han asumido con elogiable responsabilidad y compromiso la tarea de selección: la Sra. María Paula Putrueli, la Sra. Dietris Aguilar y el Sr. Jorge O. Hermiaga, (quienes han recibido todas las obras bajo seudónimo, proporcionando imparcialidad completa a la hora de la lectura). La finalidad de los jurados es poder contar con la pluralidad de criterios para determinar las obras que se publicarán en la nueva Antología Literaria.
Agradecemos a todos los escritores que enviaron sus obras, transmitiéndoles la dificultad por parte de los jurados para la selección de los escritos debido a
la diversidad de estilos e improntas personales merecedores todos de reconocimiento.
Tahiel Ediciones
Buenos Aires-Argentina
***
Presentamos un fragmento del cuento:

cortar

La editorial Tahiel hizo llegar sus felicitaciones por tratarse de la primera escritora boliviana en publicar con ellos en 2016 publicando su libro “Obsesiones”, reeditado en 2018 y presentado en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires en el mes de mayo del presente año. Ahora, en junio resultó seleccionada para la presente antología de narrativa (2018) con la obra inédita “Tengo tu cuento”, una historia surrealista donde se mezcla lo onírico con la realidad para denunciar el tema de la violencia contra la mujer. Rossemarie Caballero es la primera autora boliviana en ganar un concurso de literatura y participar de una Antología de Narrativa de la Editorial Tahiel en los años que van desde su fundación.

FELICITACIONES!

tahielfelic

Me apasiona el ajedrez porque es un desafío a las neuronas donde se pone en juego la lógica matemática y la agilidad mental

Luchen por sus sueños además de trabajar.

Rossemarie Caballero's Blog

Rossemarie Caballero: “Me apasiona el ajedrez porque es un desafío a las neuronas donde se pone en juego la lógica matemática y la agilidad mental”.

Rossemarie Caballero, es una escritora nacida en Cochabamba, Bolivia, en 1961. Es poeta, novelista, docente universitaria y columnista de prensa.
Tuve el placer de llegar a su obra en el marco de presentaciones en la 44° Feria del Libro organizada por Tahiel Ediciones.

¿Cómo nació tu interés por la literatura?

Se diría que sabía que quería ser escritora, es como si lo llevara en las arterias, y para ello me fui preparando. En la época que comenzaba la escuela, allá en la Bolivia de los años 70, escuchaba publicidad por radio sobre unas novelas de autores, según yo, inaccesibles para el bolsillo de mis padres. A mí me intrigaban esos títulos, recuerdo bien que eran “Más allá del horizonte”, de Joaquín Aguirre Lavayén, y “Bajo…

Ver la entrada original 781 palabras más

Me apasiona el ajedrez porque es un desafío a las neuronas donde se pone en juego la lógica matemática y la agilidad mental

Rossemarie Caballero: “Me apasiona el ajedrez porque es un desafío a las neuronas donde se pone en juego la lógica matemática y la agilidad mental”.

Rossemarie Caballero, es una escritora nacida en Cochabamba, Bolivia, en 1961. Es poeta, novelista, docente universitaria y columnista de prensa.
Tuve el placer de llegar a su obra en el marco de presentaciones en la 44° Feria del Libro organizada por Tahiel Ediciones.

¿Cómo nació tu interés por la literatura?

Se diría que sabía que quería ser escritora, es como si lo llevara en las arterias, y para ello me fui preparando. En la época que comenzaba la escuela, allá en la Bolivia de los años 70, escuchaba publicidad por radio sobre unas novelas de autores, según yo, inaccesibles para el bolsillo de mis padres. A mí me intrigaban esos títulos, recuerdo bien que eran “Más allá del horizonte”, de Joaquín Aguirre Lavayén, y “Bajo el oscuro sol”, de Yolanda Bedregal, entre otros. Estos libros me parecían más contextualizados que aquellos que nos daban a leer “Fábulas de Esopo”, “Cuentos escogidos”, etc. Un anochecer mi madre me preguntó qué quería ser de grande. Seré escritora, le contesté. Me miró y dijo No hay que soñar tan alto, hijita. A mis quince años escribía cartas de amor por encargo de amigas. Le voilà! Tengo varios libros publicados y tal parece que recién empiezo porque muchas ideas bullen en mi mente.

En tus relatos se advierte una fascinación por el ajedrez.
¿Cómo nació esa pasión?

Antes de jugar con muñecas yo jugaba con las piezas de ajedrez. Un hermano mayor llevó a casa un tablero grande con dos juegos: ajedrez y damas chinas. Mi hermanito menor y yo nos aburríamos jugando damas chinas (con canicas de cristal), y brincamos al otro juego con peones, torres y el rey que eran las piezas más fáciles de mover, después aprendimos los movimientos de la dama y los alfiles y por último el caballo, que era el más complicado. Tendríamos entre cinco y tres años de edad. En colegio nos daban clases de teoría después con algunos torneos que gané libros de ajedrez donde fui leyendo y practicando tipos de defensa a ataque. Posteriormente asistí a cursos en Instituto de deportes en Cochabamba para aprender la nueva notación algebraica, porque antes se usaba la notación tradicional.

¿Cómo llegas a esa fusión entre las letras y el ajedrez?

Me apasiona el ajedrez porque es un desafío a las neuronas donde se pone en juego la lógica matemática y la agilidad mental, de las que suelo echar mano en mis escritos. De hecho, mi primera novela “El vuelo de la Esfinge”, que pronto se reedita en Bolivia, se desarrolla durante una partida de ajedrez entre un hombre y una mujer. A propósito, uno de mis primeros poemas define que el amor también es como un juego de ajedrez: ahora diría yo, más acorde con Borges, que la vida podría ser un torneo de intensas partidas de ajedrez, donde a veces pierdes, pero también ganas. Las infinitas combinaciones posibles en este deporte ciencia es lo que me fascina.

En tus relatos se percibe la figura de las inseguridades, pero también de la resiliencia de las protagonistas. ¿Cuánto hay de tí en cada una?

Los eventos de inseguridades hacen de mi vida una constante, porque siempre busco la mejor manera de remarla. Al final me tuve que hacer sola desde pequeña, y cuando tocó la vida conyugal no fue muy positiva tampoco, eduqué a mis hijos lejos del padre y fue muy arduo, hasta que encontré a mi nueva pareja que es todo terreno de seguridad; de hecho, me animo a decir que es lo único seguro que tengo en torno a mí, porque a veces te fallan los hermanos, los amigos, incluso los hijos, pero sé que mi esposo no lo hará. Precisamente por mi estilo de vivir en solitario diría que desarrollé la resiliencia, y subconscientemente la plasmo en mis personajes, creo que todos tenemos la capacidad de reconstruirnos, en especial todas las mujeres que somos fuertes desde la concepción porque llevamos una increíble maquinaria perfecta para procrear seres humanos y luchar por nuestros sueños.

¿Cómo fue la experiencia de participar en la Feria del Libro?

Fue mi primera vez en esta gran Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Me gustó mucho participar en ella, aunque hizo falta más información y atención a los autores por parte de la editorial, comprendo que el personal no abasteció para manejar ese conglomerado de escritores y sus obras, pero confieso que me sentí un poco abrumada. Sin embargo, como desarrollé un papel activo como corresponsal de prensa de la revista Temas Cochabamba (www.temas.cbba.com), de la que soy editora en mi ciudad natal, ello me ayudó a sobrellevar con alegría todo el evento de la Feria del Libro.

¿Cuáles son los proyectos a corto y mediano plazo?

Actualmente estoy en tres proyectos importantes, uno es que trabajo como conductora del programa “A cierta hora”, en el ciclo “En la otra puerta” junto a reconocidos escritores argentinos, que se emite todos los domingos a hrs. 17.30 por http://www.enlaotrapuerta.com.ar, otro que estoy armando una Antología de Escritoras Cochabambinas, a publicarse en Bolivia. Y el proyecto más importante para este año es el lanzamiento de mi tercera novela. Espero calificar para la editorial Ruinas Circulares en Buenos Aires, y futura reedición en mi país de origen.

Entrevista que amablemente me hizo Juglar Comunicaciones de Buenos Aires.

Me apasiona el ajedrez porque es un desafío a las neuronas donde se pone en juego la lógica matemática y la agilidad mental